Opinión

Inesperado

Opinión

Inesperado

Será la lluvia del invierno que no le sienta bien, que el resto de equipos ha mejorado, que a veces la luz se apaga y esto es baloncesto... Todo puede ser. Lo cierto es que el COB ha querido ser como el Almansa y eso le ha llevado a un escenario incómodo. El conjunto ourensano no logró imponer su ritmo, ni Balaban, su guía, pudo superar la dureza, consentida, de la defensa rival. Era recibir un balón bajo canasta y un aluvión de "hostias" que le caía encima al pívot serbio. Situación que lo desorientó. Y a todo esto se une el enigma "Alfredo Ott". Demasiado importante en el engranaje del equipo como para persistir en sus "ausencias". Le conocemos, sabemos de su profesionalidad, interés, pero cuando las cosas no salen... hasta García de Vitoria, su valedor, exterioriza su cabreo. 

No es que Almansa gobernara el partido, sí lo endureció para su interés. El equilibrio de habilidades y orden se lo llevó por delante lo inesperado: una actuación arbitral que ya partía con unas sospechas que se terminaron por confirmar (véase estadísticas). 

Es tanto lo que falta como lo ya disputado y el técnico, Gonzalo Garcia de Vitoria, ha sido capaz de elaborar un relato para el seguidor del conjunto ourensano que entiende esta derrota como una base de credibilidad sostenible. Dice Andreu Buenafuente que "de mayor quiero ser actual". Como así debe ser, por presupuesto y capacidad deportiva, la situación clasificatoria del COB. Al límite del play off.  Peleándoselo  a Caceres, Alicante, Almansa, Huesca o Castelló.