No juzguemos

Lo decían los músicos Stanley Clarke y George Duke, "Never Judge a Cover By It's Book" -"Nunca juzgues una portada por su libro"- y lo adecuamos nosotros, "no juzgues lo que fue el partido por el resultado", para quienes no estuvieron en el Pazo, como síntesis de lo que fue el duelo entre el Río Ourense Termal y el potente Bilbao Basket. 

El conjunto ourensano fue capaz de resistir hasta donde las "rotaciones" se lo permitieron. Solo en este apartado fue superior el conjunto vizcaíno, obligado a masticar arena para superar la rabia ourensana, ¡y muy al final del partido! Casi 20 m. -medio partido- llegó a disputar cada uno de los 10 jugadores que utilizó Alex Mumbrú. Con un juego interior demoledor y en el día de suerte de sus exteriores. Rotaciones, para nada tan equilibradas y que en algún caso, García de Vitoria, pudo alargar en exceso y con sus interiores  cargados de faltas. Un COB al que acuciado por el marcador y el tiempo -últimos minutos- le faltó calma...y banquillo. 

"Nos vamos jodidos" lamentaba el técnico ourensano, García de Vitoria, estimando esa parte de heroicidad, de insurrección, que escenifica un COB siempre capaz de competir con los mejores. "La derrota -como explica el piloto de motos Andrea Dovizioso- es dura de asumir, pero siempre depende del tipo de derrota...¡No hay que sufrirla demasiado!". No son las derrotas del COB de las humillantes, ni son tantas, como para imposibilitar el orgullo, ni la capacidad, del conjunto ourensano por disputar el play off, incluso con el factor cancha favorable.