Opinión

PUEDO DEJAR DE PAGAR MI HIPOTECA

Opinión

PUEDO DEJAR DE PAGAR MI HIPOTECA

Es más que evidente que la declaración del estado de alarma ha traído consigo una situación económica preocupante debido a la disminución de ingresos de muchos ciudadanos. Todo ello deriva en la dificultad para hacer frente a un pago como el hipotecario. El Consejo de Ministros, consciente de esta situación, ha aprobado una moratoria hipotecaria. El Real Decreto-Ley 8/2020 establece que tal aplazamiento no comporte ningún tipo de gasto adicional como comisiones, intereses o gastos de gestión.

En primer lugar, es necesario aclarar ¿qué es una moratoria de hipoteca? Se trata de un aplazamiento de las cuotas del préstamo durante un plazo determinado de tiempo y siempre que exista una situación de vulnerabilidad económica.

Los requisitos para solicitar la moratoria son:

  •  Que se trate de la vivienda habitual de un deudor en situación de vulnerabilidad económica causada por la crisis del Coronavirus, como estar en situación de desempleo, la reducción de ingresos de la unidad familiar o la pérdida de volumen de ingresos si se trata de empresarios o profesionales.
  •  Que el conjunto de los ingresos de la unidad familiar no supere, en el mes anterior a la solicitud de la moratoria, el límite de tres veces el IPREM, es decir que el conjunto de los ingresos de la familia no supere la suma total de 1.613,52 euros ,  añadiendo 53,78 euros por cada hijo a cargo, de tal manera que una pareja con dos hijos que no trabajen, no podrán acogerse a esta moratoria si sus ingresos superan los 1.721,08 euros mensuales. Igualmente se establecen cuantías superiores para personas con discapacidad o situaciones de dependencia.
  •  Que la emergencia sanitaria haya hecho aumentar el esfuerzo para el pago de la hipoteca, esto es que se haya multiplicado por al menos 1,3 o cuando se haya producido una caída sustancial de las ventas superior al 40% en el caso de profesionales o autónomos. 
  •  Que la cuota hipotecaria más los suministros básicos resulte superior al 35% de los ingresos netos que perciba el conjunto de la unidad familiar.

 Para solicitar la moratoria en el pago de la deuda deberemos acudir a nuestra entidad bancaria y presentar un escrito solicitando el aplazamiento.