Opinión

El destruido genio catalán

Opinión

El destruido genio catalán

Si usted busca españoles notables y reconocidos en todas las formas de creación encontrará bastantes nombres en todas sus regiones, pero ni uno será un separatista catalán.

El último genio que dio Cataluña fue Salvador Dalí, fallecido hace 26 años, que escribía en español una literatura tan surrealista y brillante como su pintura. Le testó todas sus propiedades al Estado español y nada a la Generalidad, que a saber con qué querría quedarse si culminara su suicida independencia. Cataluña dio numerosos genios anteriormente, entre ellos Miró o Gaudí. Tapies, el icono genial del nacionalismo, se ha devaluado rápidamente tras fallecer hace tres años porque nunca mereció ese calificativo.

Ya no quedan no genios sino buenos escultores, pintores, músicos y escritores. Los de cierto valor se expresan en castellano y algunos han huido al “odiado” Madrid. Aquel polo de atracción que fue Barcelona es ahora de repulsión para los buenos creadores, especialmente latinoamericanos, como los que vivieron allí más libres durante el franquismo que lo serían hoy bajo el nacionalismo. Como dicen Vargas Llosa y Santiago Roncagliolo –residente aún allí –, o afirmaría García Márquez, Barcelona ya no es un lugar para vivir libremente.

Un gran hispanista, el británico Henry Kamen, que se trasladó a Barcelona hace dos décadas para vivir e investigar en España, acaba de escribir que el genio catalán ha sido “destruido por el nacionalismo”, que ha “enfrentado Cataluña contra Cataluña”. “Las falsedades han sustituido a las verdades, la desunión ha sustituido a la antigua unidad entre los sectores de la comunidad”. “Cataluña se ha vuelto contra sí misma. Ese es el verdadero logro de la alianza electoral entre burguesía y demagogos: la destrucción de la calidad de Cataluña y del genio de su pueblo”.

Te puede interesar
Comentarios