Opinión

El colchón en Google

Opinión

El colchón en Google

Para conocer el éxito popular de un acontecimiento, una idea, un objeto o una persona, pone usted en Google, por ejemplo “colchón+Pedro Sánchez”, y en exactamente en 0,36 segundos recibe 2,9 millones de referencias sobre la primera decisión del actual presidente del Gobierno español: ordenar cambiar el colchón que encontró en La Moncloa en colaboración con su esposa, Begoña. Que aparezcan casi tres millones de citas muestra que no fue una decisión nimia, sino de importancia vital para la patria: pregunta usted por asuntos políticos claves para España en relación con él y hay menos citas. En su auto-hagiografía “Manual de resistencia”, escrita por la periodista Irene Lozano, cuenta con gran prosapia lo el colchón nuevo, cuando el que encontró, aportado por Patrimonio Nacional, no era el usado por Mariano Rajoy, que había donado a una ONG el que usó en Moncloa, de su propiedad. 

Que la primera decisión de Sánchez como jefe del Gobierno, contada con tono épico y hasta lírico fuera el cambio de tálamo, junto con la de pintar el dormitorio, se convirtió en una gran tendencia en internet. Ahora todo son chascarrillos como este extraídos de su falsa autobiografía en la se presenta con similares simplezas cotidianas.

Irene Lozano no ha sabido medir las incongruencias, errores y torpezas que retratan a su personaje, que hasta atribuye a San Juan de la Cruz la cita de Fray Luis de León sabida por cualquier bachiller: el “Decíamos ayer…” Su autoafirmación y preocupación por ser demasiado guapo o su irrupción en el programa de cotilleo Sálvame, justificada con la frase “Aunque fuera verdad que solo lo ven mujeres mayores e incultas, ¿cuánto vale su voto?”, muestran una personalidad que usted juzgará adecuadamente el 28 de junio.