Opinión

Rosalía y Breogán

Opinión

Rosalía y Breogán

A veces la tarde se pone cuesta arriba.Cuando las ideas se resisten para rellenar el folio de cada día con un tema que no repita, o cuando la muñeca no está para cargar la tecla por el riesgo a soltar una barbaridad a la altura de lo que se pretende criticar, queda el comodín de la llamada. Como el recurso del gato Samuel lo dejó agotado con maestría Carlos Casares, a los columnistas del día se les presenta cada cierto tiempo la tentación de rellenar el espacio con los detalles de su sequía mientras el reloj se precipita hacia el horario de cierre. "Date una vuelta por el abrevadero", sugieren al otro lado del telefono, pero como la edad hace que te preocupes más por las estrellas que por la inimitable Estrella, el colega regaló sin pretenderlo un tema hermoso como una noche clara. 

Resulta que la Unión Astronómica Mundial celebra sus cien primeros años de vida ofreciendo a todos los países promover una candidatura para dar nombre a una estrella. Y entre la docena de aspirantes está una iniciativa gallega promovida por la Agrupación Astronómica Ío para que la estrella  HD 149143 se llame Rosalía, como homenaje a la poeta, y el exoplaneta HD 149143b, que gira a su alrededor, Río Sar. "Erguéuse contra a tiranía masculina e reivindicou a natureza. É un agasallo mutuo, Meréceo Rosalía e tamén o merece o universo", argumentó Martin Pawley para defender la candidatura de Rosalía de Castro durante la presentación de la inciativa impulsada por su asociación. 

Y como a Pawley es conveniente hacerle caso cuando recomienda una película, la reacción fue entrar de inmediato en "nameexoworlds" para contribuir a que Rosalía también brille en la bóveda del mundo como ilumina al lector. Examinado el resto de candidaturas para bautzar a la estrella y al exoplaneta (Isabel y Diego; Luz y Sombra; Elcano y Victoria; Girasol y Pétalo; Zamenis y Ophion; Cuélebre y Xana; Tirant y Carmesina; Tajo y Jarama; Iberia y Millares; Culebra y Malpolon), sorprendió que entre las doce opciones también estuviese "Breogán e Ith". Pero lo que más chocó es que la propuesta del fundador de la ciudad de Brigantia (A Coruña) y su hijo fue hecha por el Observatorio de la Universidad Autónoma de Madrid. Otra sugerencia estrella.