El Festival Arteficial ofreció más de 12 horas de música en Ribadavia