ENTROIDO

Una batalla campal de harina confirma la llegada del Entroido en Xinzo

Esta celebración que cada año gana más adeptos evoca la entrega por parte de los hombres del salvado a las mujeres a las que querían cortejar y que a día de hoy se asemeja más a una auténtica batalla campal entre dos bandos donde el objetivo es vencer al rival

Una batalla campal de harina confirma la llegada del Entroido en Xinzo

La batalla de harina del `Fareleiro` de Xinzo de Limia (Ourense), el primero de los tres rituales previos al gran domingo de Entroido -el carnaval gallego- en la comarca de A Limia, abre un ciclo festivo en la comunidad que cobrará su máximo protagonismo en febrero con los "días grandes".

Esta celebración que cada año gana más adeptos evoca la entrega por parte de los hombres del salvado a las mujeres a las que querían cortejar y que a día de hoy se asemeja más a una auténtica batalla campal entre dos bandos donde el objetivo es vencer al rival, con la harina como elemento principal.

Una tradición que estaba muy presente en los carnavales rurales franceses, aunque en la actualidad Xinzo es la localidad protagonista. Como especificidades, la harina es el elemento fundamental de esta jornada, a diferencia del resto del calendario, y los disfraces quedan en segundo plano.

No en vano, todo el que se acerca hasta el lugar, no se salva de acabar cubierto de blanco, en una suerte de cita que ha conseguido una relevancia internacional debido a su vistosidad.

Pese al aparente caos, todo visitante que se aproxime ha de saber que debe seguir una especie de reglas no escritas, consistentes en no tirar harina en los ojos, coches ni escaparates de los establecimientos comerciales, según recogen los etnógrafos gallegos. Con todo, no son pocos los establecimientos que cierran preventivamente este día.

Es recomendable ponerse ropa vieja, gafas de buzo a fin de que la harina no entre en los ojos, y mascarillas, dada la gran cantidad de harina que se tira durante la jornada, todo ello, en medio de una gran ambiente festivo, donde Xinzo queda teñido de blanco... sin duda, todo un anticipo a la salida de "las autoridades" del carnaval, a primeros de febrero.

El Fareleiro no es la única cita marcada en rojo en el calendario festivo del carnaval, que tendrá continuidad los dos próximos domingos, con la celebración del Oleiro y el Corredoiro, antesala ambos de los mencionados días grandes del Carnaval. Todo está cuidado al máximo detalle dado que los organizadores aspiran a lograr la declaración de fiesta de interés turístico internacional.

Entre las novedades de esta edición, las celebraciones gozan en Xinzo de un marcado carácter tradicional, de mano del colectivo de "O Fiadeiro", visible en el desfile que se celebrará el día 13 de febrero y en el que habrá recreaciones de los domingos de "Fareleiro", "Oleiro", "Corredoiro" y "Entroido".