PATRIMONIO

Una muralla complementará la zona sur occidental de "Aquis"

Ocho personas conforman la brigada que excavará en los próximos meses en el recién declarado BIC

Operarios durante los trabajos arqueológicos en la zona sur occidental del campamento.
Operarios durante los trabajos arqueológicos en la zona sur occidental del campamento.
Una muralla complementará la zona sur occidental de "Aquis"

La Fundación Aquae Querquennae Via Nova, en plena resaca por la declaración de Aquis Querquennis como Bien de Interés Cultural (BIC), ha iniciado una nueva campaña de excavación arqueológica en el campamento militar romano de Bande.

A lo largo de los próximos meses, una brigada compuesta por ocho personas llevará a cabo los trabajos para sacar a la luz nuevos restos de este yacimiento que data del año 75 a.C. y que está vinculado a la construcción de la Via Nova, la calzada romana 18 del Itinerario de Antonino. "Este año llevaremos a cabo la consolidación de los restos que aparecieron el año pasado y realizaremos nuevas excavaciones entre la puerta decumana y la esquina del edificio de las letrinas, donde esperamos encontrar parte de la muralla", explicaba el arqueólogo y director de las excavaciones, Santiago Ferrer quien, al tratarse de la zona de intervalum del campamento, no cree que aparezcan nuevas edificaciones, "pero si restos cerámicos", matizaba.

El objetivo de los responsables de la fundación es completar la excavación en la zona sur occidental del campamento, consolidando los restos para una mejor conservación y comprensión por parte de los visitantes. Para ello, y siguiendo el diseño de años anteriores, Ferrer explicó que se levantarán unos centímetros los muros de las distintas estructuras, al tiempo que ponía el acento en la escasa piedra que se conserva en la zona. "Ha sido objeto de numerosos expolios. El campamento, al abandonarse de manera voluntaria, se utilizó como cantera ya desde época romana cuando llevaron a cabo la construcción de la mansio, hasta casi la actualidad, cuando empezamos con las excavaciones", confesaba.

Una vez completada esta campaña, quedará pendiente de excavar la mitad oriental del campamento, "donde suponemos que estaban las tropas de caballería y el edificio del pretorio, su lugar de residencia", explicaba el arqueólogo, quien confesó el interés por excavar la mansio, ubicada fuera del recinto militar, y que también forma parte del BIC, "pero toca esperar", concluía.


Subida en el ranking de interés


La declaración BIC, si bien en la práctica no afecta al desarrollo de la actividad de investigación, "sí que esperamos que redunde en su financiación", reconocía el arqueólogo y portavoz de la Fundación Aquae Querquennae Via Nova, Antonio Rodríguez Colmenero, quien señaló que "la declaración hace que el yacimiento suba en el ranking de interés para la gente y también para las instituciones, que deberán colaborar más". Para el presente ejercicio, la fundación dispone de un presupuesto de más de 100.000 euros, fruto principalmente de las aportaciones de Deputación y Confederación Hidrográfica del Miño-Sil. Por otro lado, la entidad sin ánimo de lucro banduense lideraba el pasado fin de semana una nueva edición de la andaina por la Via Nova en la zona de Astorga. Una cita que permitió recorrer a pie 15 kilómetros de vía, incluido un tramo de 1,5 kilómetros de agger, como se denomina a un terraplén elevado en las calzadas romanas.