ENTREVISTA

Belén Pérez de Juan, talento y juventud

Talento y visión de futuro son dos cualidades que esta joven arquitecta ourensana aporta a un trabajo que está en constante evolución.

Entrevista a Belén Pérez de Juan.
Entrevista a Belén Pérez de Juan.
Belén Pérez de Juan, talento y juventud

Codirectora del estudio Smar Architecture, junto con su marido, Fernando Jerez, Belén Pérez de Juan (Ourense 1988) traza los itinerarios de su vida entre Ourense, Madrid, la costa Oeste de Australia, donde vive y tienen la sede de su estudio, o Kaunas, la ciudad lituana en la que van a construir la Isla de la Ciencia, tras haber sido el suyo el proyecto ganador de un concurso internacional en el que compitieron con 144 equipos de 44 países. Ambos compatibilizan el trabajo en el estudio con la docencia en la University of Western Australia. Esta semana estuvieron en Ourense.

1. ¿Cómo os conocisteis?

(Belén) En Madrid. Teníamos varios amigos en común y nos conocimos en una fiesta. Siempre nos gustaron mucho los concursos y decidimos participar en un concurso para hacer un museo en Taiwan. No lo ganamos, pero sí conseguimos un premio.

2. Fundasteis el estudio SMAR en Madrid, pero acabasteis en Australia. ¿Qué os llevó a las antípodas?

(Belén) Yo terminé la carrera en 2012, SMAR nació en Madrid, en plena crisis y nos fuimos a Australia en 2014. 
(Fernando) Australia tiene un nivel de vida muy alto, es un país en el que no se notó la crisis, llevan cuarenta años seguidos de crecimiento. Es una sociedad muy europea.

3. ¿Echas de menos Ourense desde Australia, es muy diferente la vida allí?

(Belén) En realidad yo ya llevaba mucho tiempo viviendo fuera de Ourense, primero en Pontevedra, luego en Madrid… es cierto que la distancia es grande, pero no hay tantas diferencias. El clima en Australia Occidental es muy parecido al de aquí, la vida resulta muy agradable, hay un nivel de vida muy alto y, nosotros además del trabajo en el estudio, desarrollamos parte de nuestra actividad profesional en la universidad, lo que nos permite disponer de tiempo, de períodos sabáticos. Este año estuvimos en España en total cuatro meses. El año pasado fueron ocho. En avión son veinte horas de viaje, contando transbordos. Pero, bueno, cuando estaba haciendo la carrera en Madrid, tardaba ocho horas entre Madrid y Ourense, en tren, así que si consideramos el tiempo de viaje, ya no es tanto.

4.  Soléis presentaros a concursos ¿Qué es lo que más os atrae de ellos?

(Belén) Los concursos te permiten ser más creativos, tienen el inconveniente de que si no lo ganas o no quedas finalista, no recuperas la inversión realizada en trabajo y además hay que tenerlo preparado en un tiempo muy corto. Pero a cambio te permiten trabajar con libertad y es como un reto y como un entrenamiento.

(Fernando): Nosotros vemos la arquitectura como un proyecto de investigación continuo. No estamos interesados en construir ladrillo, sino en la investigación y un concurso es un proyecto dentro de esa dinámica. Si lo ganas perfecto, porque entonces la investigación continua, pero si no, se traslada a otro.
5. ¿Qué tipo de proyectos son los que más os interesan, la obra pública?

(Belén): Casi todos los proyectos que realizamos, y que presentamos a concurso son de edificios públicos, fundamentalmente culturales, como museos.

Ourense. 26/07/18. Entrevista a Belén Pérez de Juan para La revista.Foto: Xesús Fariñas6. ¿Cuál fue vuestro primer gran proyecto, del que os sentís especialmente orgullosos?

(Belén)El del Guggengeim de Helsinki.

(Fernando): Además fue el primer concurso anónimo que promovió la Fundación Gugenheim para la construcción de uno de sus museos. Tanto el de Nueva York, que hizo Lloyd Wright, como el de Bilbao que hizo Frank Gehry, fueron concursos restringidos o por invitación. Y en este, fue el primer concurso abierto y anónimo. Y fue tal su impacto que fue el concurso con más participantes de toda la historia: 1.715 equipos de 77 países. Fue un concurso con una repercusión mediática muy importante y pasamos solamente seis equipos a la segunda fase.

7. Dentro de ese aspecto más vinculado con la investigación, ¿en qué estás trabajando ahora, Belén?

Estoy trabajando en mi tesis doctoral sobre el papel del arquitecto en la sociedad digital. Hay un cambio de paradigma en la arquitectura que va en paralelo al cambio que se está viviendo en la sociedad. La arquitectura de las grandes sedes de las empresas como Amazon o Google, pero también las necesidades que genera, como por ejemplo los edificios para servidores, etcétera.

8. ¿Cómo es el proyecto de la Isla de la Ciencia de Kaunas?

(Belén) En primer lugar es un proyecto muy respetuoso con la isla en la que se va a construir. Es una pequeña isla, muy bonita, que fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

(Fernando) Es como la isla de la Toja, que tiene un pequeño pabellón en un extremo y que los fines de semana, cuando hay buen tiempo, es como el parque del Retiro, para los habitantes de Kaunas. Y van las familias con los niños, además de haber conciertos. En el proyecto no solo hemos pensado en el edificio en sí, en el museo, sino también en su entorno. Nosotros pensamos que el edificio ha de servir para mejorar su entorno.

(Belén) Y tiene que ser un factor de atracción, que llame la atención, incluso en esos meses en los que el viento es gélido. Estamos hablando de los países bálticos, con un clima extremo en el invierno.

(Fernando) Siempre buscamos la integración y a la vez que tenga elementos que llamen la atención, que se convierta en un icono pero sin serlo porque rompa el entorno.

9. ¿Hacia dónde va la arquitectura?

( Belén) Hacia donde va la sociedad. Y la generación de los millennials trabaja en casa, compra desde casa, prefieren vivir en una vivienda con un huerto para poder tener comida orgánica... al cambiar las pautas de conducta cambiará también el urbanismo.

(Fernando) En Estados Unidos, sobre todo en California, está empezando a implantarse ese modelo Millennial, que supone el cierre de grandes centros comerciales y cafeterías, porque es una generación que compra por internet y liga por internet.

10. ¿Y estos cambios implicarán un cambio en el diseño de las casas y de las ciudades?

(Fernando) Las casas se organizaban en torno a un espacio central alrededor de la chimenea, luego llegó la radio, luego la televisión y hoy cada uno se conecta con su ordenador o su movil en su propia habitación, ya desaparece ese elemento central aglutinador. 

(Belén) Y en las ciudades sucederá lo mismo. Los cambios que comporta la tecnología van a influir en el desarrollo del urbanismo y de los espacios públicos. El eje fue el mercado, la catedral en la Edad Media y ahora el espacio de reunión se articula en torno a aquellos puntos en los que hay wifi gratis.