ENTREVISTA

La versión 2.0 de los Gómez Diéguez

Adrián, de 19 años, se proclamó subcampeón de España universitario para seguir los pasos de su hermano mayor David  

David (izquierda) y Adrián (derecha), durante el Campeonato de España universitario que se disputó en Jaén.
David (izquierda) y Adrián (derecha), durante el Campeonato de España universitario que se disputó en Jaén.
La versión 2.0 de los Gómez Diéguez

Se lleva en la sangre. Algo de eso tiene que haber. Familia de ajedrecistas, por afición o competición. Y con resultados más que positivos. El último ejemplo es Adrián Gómez Diéguez (Ourense, 1998), que viene de proclamarse subcampeón de España universitario en Baeza (Jaén). Sigue los pasos de su hermano mayor, David, uno de los talentos contrastados del ajedrez gallego. Él lo avisó en estas mismas páginas. Ojo con Adrián. La predicción fue acertada.

"Estoy muy contento por el resultado que he conseguido. Quitando la segunda ronda, que no debería haber perdido, estuve bien. En el ránking previo no estaba entre los favoritos. Desde la quinta ronda ya me empezaron a tocar rivales mejor clasificados que yo pero, excepto a Daniel Táboas, les conseguí ganar a todos", destaca el ajedrecista ourensano.

Su segundo puesto final trajo consigo una doble alegría. Este Nacional universitario tenía una clasificación por equipos y  la Universidad de Santiago, a la que representó Adrián Gómez, logró terminar en segunda plaza, siendo el ourensano su principal referencia.

Para llegar a este nivel, hay que echar la vista unos años hacia atrás. "Mi afición por el ajedrez viene heredada de mi hermano David. Mi abuelo le metió el "gusanillo" a mi padre y él a nosotros, a ver si nos gustaba. Y nos gustó y caló bien hondo", señala Gómez.

gn_resultSegún va cumpliendo años, las responsabilidades en otros ámbitos de la vida aumentan. Aún así, el ajedrez ocupa un papel importante en su agenda. "Esta temporada estoy jugando la Liga Gallega de clubes con el Xadrez Ourense. Tras quedarnos a las puertas del título el año pasado, esta vez intentaremos lograrlo. Por el momento, he sumado 6,5 puntos de 8, algo que está bastante bien".

Pero además de una competición donde la regularidad y el trabajo colectivo marcan la diferencia, Gómez no pierde de vista otros compromisos motivadores. "Este verano voy a jugar un torneo en Andorra, al que viene mi hermano y mis padres, y después me quedaría el Campeonato de España de clubes que está previsto para principios de agosto", avanza el competidor ourensano.

Tiempo por delante para continuar trabajando en su juego y acumulando horas de práctica. Eso sí, al otro lado del tablero le esperan los apuntes. Es universitario. Y esa faceta no puede quedar en un segundo plano. "Estoy estudiando Veterinaria en Lugo. Lo compagino bien. Es mi segundo año y los viajes de los sábados para jugar están más que asumidos. Rumbo a Santiago y Ourense. Ya tengo los horarios de los trenes y los buses controlado", bromea Gómez.

Juventud frente al tablero. Los resultados acompañan. Y tiene talento como para que lo sigan haciendo.