EL CENTRO ADVIERTE DE SANCIONES A LOS QUE INCUMPLAN LA NORMATIVA

La ley antitabaco se vulnera en el hospital

Los trabajadores y usuarios del Hospital Comarcal de Verín incumplen sistemáticamente la ley antitabaco durante su permanencia en las instalaciones. Al menos, así lo recoge el resultado de una inspección que realizó la Consellería de Sanidade en el centro sanitario, que obligó a colocar carteles en los accesos a las distintas dependencias, incluido el aparcamiento de vehículos, advirtiendo de la prohibición de fumar. Es más, la dirección del hospital informa a los infractores de las sanciones que contempla la legislación.
La ley antitabaco se vulnera en el hospital
Los inspectores, según reza en los carteles colocados a lo largo del centro hospitalario, descubrieron a trabajadores y familiares de pacientes fumando en el recinto del hospital, a la entrada al servicio de Urgencias y en la zona de aparcamiento de vehículos. Además, en las tres zonas detectaron abundantes colillas de cigarrillos en el suelo y en las jardineras.

Fuentes de la Consellería de Sanidad afirmaban ayer que las inspecciones en los centros sanitarios son habituales, se hacen con frecuencia y se enmarcan dentro de las medidas frente al tabaquismo. En el caso del Hospital de Verín, reconocen que no se está cumpliendo la ley antitabaco, que con la modificación que entró en vigor el 1 de enero del 2011, prohíbe fumar en los 'centros, servicios o establecimientos sanitarios, así como en los espacios al aire libre o cubiertos, comprendidos en sus recintos'.

La dirección del centro hospitalario verinense recuerda que la construcción de las instalaciones facilita el cumplimiento de la normativa antitabaco, dado que todo el recinto está vallado y señalizado como zona hospitalaria, sin dar lugar a confusión.

Pero señales y vallas, además de los carteles informativos colocados a lo largo del centro sanitario, parecen no surtir efecto entre los infractores, dado que los guardias de seguridad y los no fumadores se encuentran a diario con personas fumando en el recinto sanitario, lo que provoca que les obliguen a apagar el cigarrillo e invitarles a fumar fuera del recinto. Hasta el momento, no hubo sanciones, pero la dirección del centro sanitario tiene previsto incrementar la vigilancia y actuar con dureza para hacer cumplir a 'rajatabla' la normativa antitabaco.

Ayer, recodaba que los trabajadores y usuarios, a la hora de encender un cigarrillo, deben desplazarse hasta la carretera de Laza, a unos 200 metros del principal acceso al hospital.