POR BARRIOS

O Vinteún trata de recuperar la feria que le dio nombre

Un grupo de vecinos quiere recordar este mercado, que se perdió a mediados del siglo XX 

Manuel Calvo (AVV), Senén Rodríguez (presidente AVV), Héctor Rojas (presidente de comerciantes Río Mao), Eugenio Torres (AVV), Rosa Jácome (AVV) y Manuel Mosquera (Federación Limiar), en el Campo do Bellao.
Manuel Calvo (AVV), Senén Rodríguez (presidente AVV), Héctor Rojas (presidente de comerciantes Río Mao), Eugenio Torres (AVV), Rosa Jácome (AVV) y Manuel Mosquera (Federación Limiar), en el Campo do Bellao.
O Vinteún trata de recuperar la feria que le dio nombre

"Hai que facer algo para que a xente do barrio de O Vinteún coñeza a súa historia. É que lle vén no nome!", dice Senén Rodríguez, presidente de la Asociación de Veciños Santa Teresita do Vinteún, que impulsa desde 2013 la recuperación de parte de la memoria del barrio sobre la "Feira do 21", que calculan se empezó a perder en torno a 1950, poco después de la desaparición del Concello de Canedo. Paralelamente a esta asociación, otros vecinos del barrio también lo tienen en mente desde hace unos meses, lo que ha dado empuje a la iniciativa. Uxío García descubrió la existencia de la feria tras un razonamiento de bar: "Ocorréuseme nunha conversa con amigos que co ben comunicados que estamos, por que non facíamos aquí unha feira con pulpo e, poñéndome a investigar, dei con que esta feira xa existira e que fora histórica", dice. Se encontró por casualidad con el presidente Senén Rodríguez y con Héctor Rojas, de la Asociación de Comerciantes Río Mao de O Vinteún, y descubrieron que tenía la misma "teima" entre manos. Así que han decidió intentar poner en marcha su recuperación.

 

 

Ahora, buscan fecha para celebrar una fiesta de homenaje y para darlo a conocer la iniciativa a todo el barrio. ¿La ubicación? La tradicional, el Campo de O Bellao. "A feira abarcaba desde a actual rúa do Bellao ata a rúa do Vinteún, e agora estamos na fase de recopilar a memoria dos máis anciáns para coñecer todos os detalles", dice Rodríguez. "No Campo do Bellao había unha báscula permanente, como aínda recorda algún vello do lugar", recuerda García. Por este mercado, predominantemente de ganado, venía gente de todas partes de Galicia. "Polo pouco que se ten recuperado, sabemos que tivo unha época de auxe, a xente que viña de arredores paraba aquí para non ter que pagar o fielato que había na Ponte Romana para cruzar o río", señala García. Algunos documentos atestiguan que en 1940 el Concello de Canedo recaudaba 35.000 pesetas cada día 21. A partir de la fusión con Ourense, la feria cambió de día y empezó a decaer.

El objetivo final del proceso de investigación que llevan a cabo es que la gente conozca la historia del barrio. "Queremos ter un evento de lembranza, sobre todo que se saiba de onde vén o nome do barrio, traer mercadillos, artesanía,, comida, xogos populares...". Aún así, no descartan recuperar completamente la feria: "Veremos a implicación do barrio e, se hai compromiso, pódese intentar”, destacan.