SALUD

Por qué usar lentes de contacto

Pese a que los avances en este campo han sido notables en los últimos años hay quienes todavía recelan de ellas y prefieren quedarse como están pero, ¿qué ventajas ofrecen las lentillas?

Por qué usar lentes de contacto

Lentillas multifocales, diarias, mensuales, de hidrogel y hasta lentillas de colores, las opciones en cuanto a lentes de contacto son muchas y muy variadas y esto mismo ha dado paso a que un buen número de personas se animara a probarlas y acabara por decir adiós (aunque fuera por temporadas, como en verano) a las gafas.

Ventajas que ofrecen las lentillas

Comodidad. Es uno de sus aspectos más relevantes, de hecho y es que aunque pudiera parecer lo contrario, tan sólo hay que dar con las lentes de contacto que mejor se adaptan a cada persona. Una vez que esto sucede se pueden llevar todo el día sin notar molestia alguna y realizar todo tipo de actividades sin tener que estar pendientes de un elemento extra, como sí ocurre con las gafas.

Mayor amplitud de visión. Se opte por el método que se opte está claro que el objetivo principal es que la persona en cuestión acabe por ver de la mejor manera posible y cuando se opta por las lentes de contacto lo que se asegura es que el campo de visión no queda limitado, lo que siempre es un plus a tener en cuenta. Esto es así porque las gafas se encuentran con la barrera de los lados, lo que hace que la visión no sea al 100% precisa.

Muy adaptables. Más allá de las lentillas duras (que pueden estar muy bien porque duran más tiempo pero que no todo el mundo tolera de igual forma) hay otras cuantas opciones en las lentillas blandas que, por su composición, permiten que, prácticamente cualquier persona pueda usarlas. Como los materiales que se emplean son de la más alta calidad la adaptación es casi perfecta y siempre se puede tratar de dar con la mejor opción posible para cada caso.

Al alcance de cualquiera. Precisamente todos los avances que ha habido en cuanto a las lentillas y el que más personas las usen día tras día ha hecho que su precio sea de lo más asequible. Además, gracias a Internet se pueden encontrar precios insuperables para que cualquier persona que lo desee pueda encargar sus lentillas asegurando siempre el precio más bajo del mercado, con lo que esta razón ya no es una excusa para hacer el cambio.

En cualquier caso, y pese a todas las ventajas que pueden llegar a presentar las lentes de contacto frente a las gafas, lo que no hay que dejar de hacer bajo ninguna circunstancia es acudir a un oftalmólogo para que determine qué patología de la vista hay que tratar y cuál es el mejor método para hacerlo. En el caso de que las lentillas sean una opción hay que mantener éstas siempre perfectamente limpias y proceder a ponerlas y a quitarlas siempre con la máxima higiene posible. De no ser así, se pueden producir infecciones. En el caso de que se note alguna anomalía, hay que retirarlas y acudir al especialista cuanto antes.