La Región

TIEMPO - PROVINCIA

No es Siberia, ¡es Xinzo!

Xinzo es una de las zonas que más está padeciendo el intenso frío. Los limianos tenían que echar mano ayer, a -9 grados a las 08,00 horas, de la ropa más abrigosa de su armario. El mercurio bajo cero seguirá en los próximos días

No es Siberia, ¡es Xinzo!

Los limianos están acostumbrados a que sus termómetros presenten valores extremos en esta época del año, sin embargo, muchos coincidían ayer a la hora de afirmar que la sensación de frío de estos días estaba siendo mucho mayor que la de los últimos inviernos. Quienes más la padecen son los trabajadores a pie de calle: brigadistas municipales, taxistas, vendedores de la ONCE, limpiadores... a ninguno de ellos le sobraba una capa de ropa durante la mañana de ayer -alguno que otro llevaba más de cuatro-, y es que la villa limiana volvía a marcar valores negativos a primera hora del día, quedándose en -9 grados a las 08,00 horas, según la Agencia Estatal de Meteorología.

"¡Esto es congelarse completamente, nunca hubo un año como este. Isto é máis que frío!", dice Eligio Rodríguez desde una de las grúas desde las que quita el alumbrado navideño en la avenida de Ourense. "Hay que abrigarse, comer y beber bien, que es lo principal, sino, no se puede trabajar y menos como nosotros, que estamos en la calle desde las siete de la mañana", añade.

Modesto Gómez, compañero de Eligio, asegura que en A Limia "estamos acostumbrados. Hoy -por ayer- a las 10,00 horas todavía marcaba el termómetro -2 grados", dice el trabajador del Concello de Xinzo, quien combate las bajas temperaturas echando mano del café caliente y el bocadillo. "Vamos muy abrigados, tenemos trajes muy apañados", añade sonriente.

Los taxistas de la villa, por su parte, circulan con más cuidado estos días por miedo al hielo que se forma en las carreteras. Es el caso de Rubén Santiago. "Hay zonas en las que da la sombra todo el día y hace un rato todavía vi hielo en una curva pero lo llevo bien. Están echando bastante sal", dice el profesional. "La gente que se sube al coche me dice que le cuesta más salir de cama estos días, pero están contentos por las matanzas, porque el frío ayuda a curar mejor los chorizos", añade.

Blanca Rodríguez vende cupones de la ONCE en la plaza Mayor como cada mañana, aunque lleva más capas de ropa de lo habitual. "Cuando hace aire la sensación de frío se triplica y viene toda la humedad del río", dice.

"O frío hai que pasalo, estamos na época", apunta otro limiano que pasea con su bicicleta desafiando las bajas temperaturas y el hielo del asfalto .


Fuentes y parques de la villa, helados


A mediodía la helada continuaba siendo protagonista: fuentes congeladas, parques cubiertos por una capa blanca, o suelos intransitables y resbaladizos que provocaron algún que otro susto fueron la tónica dominante. Las temperaturas seguirán con mínimas de -4 grados  hasta este sábado.