A Limia

El Premio Pedra Alta ensalza la labor del Centro O Viso

A Limia

El Premio Pedra Alta ensalza la labor del Centro O Viso

Antonio Rodríguez Corbal recibió el menhir de la mano de Xan Xosé Jardón

El Centro de Desenvolvemento Rural O Viso recibió de la mano del regidor de Vilar de Santos y presidente de honor del Museo Etnográfico da Limia, Xan Xosé Jardón, el tercer Premio Pedra Alta que reconoce la labor social, cultural y dinamizadora que realizan entidades o personas de la comarca de A Limia. El fundador y portavoz del CDR, Antonio Rodríguez Corbal, fue el encargado de recoger el premio: un menhir tallado por el escultor limiano Xosé Lois Carreira. 

El evento tuvo lugar en el salón de actos del Concello de Vilar de Santos que se quedó pequeño para acoger a vecinos de la localidad, trabajadores y voluntarios de O Viso e invitados. Además, Luis Humberto Cao y Baldomero Pavón pusieron la nota musical con su voz y acordeón. 

El acto comenzó con un vídeo resumen que recogía la actividad que, durante 25 años, desarrolló esta entidad nacida en Lodoselo -Sarreaus- . "O necesario ten que ser posible" es el eslogan en el que se basan voluntarios y trabajadores de este colectivo, como así lo transmitieron ayer, con el objetivo de dinamizar el rural y apoyar a los colectivos más vulnerables de la comarca de A Limia.

El regidor de Vilar de Santos, Xan Xosé Jardón, destacó que el celebrado ayer en la localidad limiana es "o acto máis solemne que facemos todos os anos aquí". Jardón explicó que "o Padroado do Museo da Limia asumiu un papel fundamental de dinamización, para que este espazo sexa un referente cultural". 

Por su parte, el presidente del Museo da Limia, Delfín Caseiro, destacó que todas las personas y entidades que han sido reconocidas hasta el momento con el Premio Pedra Alta "fan moitas accións de maneira altruista e desinteresada". Además, destacó el papel del Consello asesor del Padroado: "Estamos encantados da forza que temos para seguir convocando este premio e formar parte da realidade cultural e social da Limia".

En este sentido, el etnógrafo Elixio Rivas Quintas y el investigador Antonio Rodríguez Colmenero -primeros premiados con el Pedra Alta- también estuvieron presentes en el salón de actos durante todo el evento. Xosé Manuel Cid, encargado de destacar los méritos y contribuciones del CDR O Viso a la realidad social y cultural limiana, ensalzó, principalmente, su papel en el "desenvolvemento comunitario e a súa posta en valor das tradicións". En esta línea aseguró que la entidad trabaja, más que para hacer de Lodoselo un pueblo "visitable", en convertirlo en un lugar "habitable", y deseó que el reconocimiento otorgado a la entidad sea "non a fin dunha etapa, senon o inicio dunha nova". 

En colectivo


Antonio Rodríguez Corbal, fundador y representante de la entidad agradeció la consideración de todas aquellas personas que decidieron que el Premio Pedra Alta recayese en la asociación. "A consideración dos demáis nos constrúe", dijo Rodríguez Corbal. "Eu simplemente poño a cara, pero este premio é de todos. Estamos convencidos de que o futuro depende da memoria e para eso tamén traballamos", añadió. 

Por otro lado, Rodríguez Corbal explicó que desde el CDR se está trabajando "nunha nova ruralidade, a de recuperar a conexión coa terra. Tamén queremos solucionar o problema da mobilidade que hai neste entorno e que se recoñeza a labor dos labregos". 

El acto terminó con una comida de confraternización en un conocido restaurante de Sandiás al que asistieron más de medio centenar de personas.