La Región

BAIXA LIMIA

Bande espera tener aguas mineromedicinales en 2021

El Concello iniciará prospecciones para tomar muestras que le permitan alcanzar esa declaración

José Antonio Armada y Ángel Bernardo Tahoces, en el salón de plenos del Concello de Bande.
José Antonio Armada y Ángel Bernardo Tahoces, en el salón de plenos del Concello de Bande.
Bande espera tener aguas mineromedicinales en 2021

El año 2021 podría ser la fecha en la que Bande consiguiese una declaración favorable sobre el aspecto mineromedicinal de las aguas termales de O Baño. Así lo esperan tanto el Concello como la Xunta de Galicia, tras la firma de un convenio de colaboración que les permitirá realizar las prospecciones necesarias para solicitar la declaración de aguas beneficiosas para la salud. La aparición de un acuífero termal que alcanza una temperatura de 48º en el año 2015 fue determinante para comenzar el proceso administrativo necesario, que se continúa ahora con este proceso técnico. 

Mediante el acuerdo, la Consellería de Economía será la encargada de financiar al 70% la infraestructura necesaria para la toma de muestras de las aguas termales. Tal y como explicó el director xeral de Enerxía e Minas, Ángel Bernardo Tahoces, para poder solicitar la declaración de aguas mineromedicinales es necesario presentar muestras recogidas a lo largo de un año y, para este fin, es preciso disponer de un sistema hidráulico que permita analizar las aguas termales sin que interfieran en el estudio las aguas propias del embalse de As Conchas. Es precisamente la situación de la presa uno de los puntos que dificulta la operación, puesto que provoca que las aguas estén cubiertas durante buena parte del año.

La iniciativa cuenta con un presupuesto que ronda los 100.000 euros, de los cuales la Xunta aportará el 70% mientras el resto correrá a cargo del Concello de Bande y la Diputación provincial. Según Tahoces, se trata de una infraestructura "absolutamente necesaria" para la explotación de las aguas termales y está previsto que las obras para su ejecución comiencen después del verano. En cualquier caso, el convenio se extenderá hasta el 15 de diciembre, por lo que el dispositivo y su caseta anexa para recibir los datos, deberá estar finalizado para esa fecha. De ese modo, las prospecciones podrían comenzar "en decembro ou xaneiro", por lo que todo el año 2020 se emplearía para la toma de muestras. Así lo confirmo el alcalde de Bande, José Antonio Armada, recordando que el origen de la iniciativa se remonta a "hai polo menos 12 anos" y aprovechó para agradecer la ayuda brindada por la Xunta.


Un modelo similar al de A Chavasqueira


Una vez conseguida la resolución favorable que avale el carácter mineromedicinal de las aguas de O Baño, el Concello dispondría de un plazo de un año para presentar un proyecto de explotación de los recursos. La idea del gobierno municipal a este respecto sería la de sacar a concurso  el proyecto para recibir difentes propuestas. Para tomar la decisión de cuál de ellas es más conveniente para la zona, se tendrán en cuenta criterios como la empleabilidad para que la explotación de las aguas revierta en los vecinos de la zona. Al mismo tiempo, Armada aseguró que las termas de uso público tan populares hoy en día, se mantendrán como están.

A grandes rasgos, explicó que el modelo sería "similar ó da Chavasqueira" y en ningún caso supondría la privatización de las aguas termales de Bande. Por su parte, Ángel Bernardo Tahoces recordó que el concello de Bande  tiene unos "recursos hidroxeolóxicos de primeira orde" y, por eso, la ejecución de la infraestructura es ahora "fundamental". Ésta consistirá en un sondeo a 34 metros de profundidad, una zona estanca de 20 metros y la instalación de una arqueta sumergida en la boca del tubo conectada a una pequeña edificación donde se ubicaría la sala de recepción de resultados.