Baixa Limia

La residencia de mayores de Lobios prevé abrir en verano

Baixa Limia

SERVICIOS

La residencia de mayores de Lobios prevé abrir en verano

El nuevo edificio que la Fundación San Rosendo está construyendo en Lobios.
photo_cameraEl nuevo edificio que la Fundación San Rosendo está construyendo en Lobios.
La Fundación San Rosendo se muestra optimista con los plazos de ejecución de las obras 

Los operarios ultiman los trabajos de construcción de la nueva residencia de ancianos que la Fundación San Rosendo está llevando a cabo en el término municipal de Lobios. El proyecto, cuya previsión económica inicial fue de tres millones de euros, permitirá crear un centro con capacidad para 80 personas mayores dependientes que, cuando esté al 100% de su capacidad, generará 30 empleos directos. 

Desde de la fundación promovida por Benigno Moure confirmaban que, si no surge ningún problema, las instalaciones podrían abrir sus puertas hacia finales de julio. En estos momentos se están ultimando los trabajos constructivos y, una vez que se acometa la urbanización exterior, solo faltará el mobiliario. "La obra va muy avanzada", reconocía la alcaldesa de la localidad, Mari Carmen Yáñez, quien recientemente visitaba el interior de un edificio multifuncional que cuenta con salas de gimnasia y talleres de envejecimiento activo, así como cocina propia y lavandería. "Cuando la gente pueda verlo, le va a encantar. Tiene unas vistas preciosas de todo el valle de San Martiño", describía Yáñez.

La apertura del centro supone poner fin a una antigua reivindicación vecinal, al ser Lobios el único concello de la comarca que carece de un geriátrico, además de un alivio para muchos convecinos que ya han telefoneado al consistorio mostrando su interés por ingresar en las instalaciones. Una vez que esté rematado, comenzará el proceso de contratación de personal donde se priorizará a aquellas personas del municipio que, en los últimos años, han participado en diferentes iniciativas de formación. 

Energías renovables

El centro, ubicado en una parcela de 2.500 metros cuadrados cedida por el Concello, será el primero de la fundación que abastecerá una parte de sus necesidades energéticas con renovables procedentes de la geotermia. Además, contará con una caldera de biomasa. El edificio se ubica en una zona lúdico-deportiva donde, además del pabellón y las piscinas municipales, se ubica un parque con información sobre la flora del Xurés y también una pista multideporte.

Una vez que se ponga en marcha la residencia de Lobios, la Fundación San Rosendo sumará más de 200 plazas (y 70 empleos) en A Baixa Limia, donde ya están operativos los centros Santa María La Real (Entrimo), Virxe da Clamadoira (Muíños) y Nosa Señora do Viso (Lobeira).