La Región

CELANOVA

Reflexiones de una Leica

La exposición fotográfica "Esquecementos", de Carlos Teijeiro, muestra casas abandonadas de la zona de Ramirás en un ejercicio de reflexión sobre el abandono del rural y el estado de las viviendas olvidadas.

La exposición de Carlos Teijeiro reflexiona sobre el abandono del rural.
La exposición de Carlos Teijeiro reflexiona sobre el abandono del rural.
Reflexiones de una Leica

Nunca he tocado nada, porque perdería la magia". Con esa premisa y una cámara Leica de carrete salió durante unos ocho años de su casa de Ramirás, donde pasa buena parte de su verano, Carlos Teijeiro. Aunque reside en Madrid y es natural de A Cañiza, la vida le trajo hasta el municipio donde nació su mujer y sus pies le llevaron a recorrer cada uno de sus núcleos observando y reflexionando. 

El ejercicio de observación le hizo fijarse en todas aquellas casas que la emigración había dejado caer en el olvido de los que partieron con intención de volver. Puertas abiertas, objetos personales, botellas de vino esperando a ser terminadas, baúles llenos de recuerdos de los que nunca nadie más se acordaría... "Gústame todo o vello", puntualiza Carlos alternando con total naturalidad el gallego que le crió y el castellano con el que convive en la capital. 

Luego vino el ejercicio de reflexión, implícito al anterior, que provocó más de 500 disparos en esos ocho años. Un abrir y cerrar de ojos a través de un obturador que dejaría fijado en su negativo el abandono que han sufrido cientos y miles de casas en el rural gallego que esperaban intactas la vuelta de los inquilinos que nunca volvieron. "La maleza las ha absorbido porque la vegetación en Galicia es tan fuerte que se mete por todos los rincones". Las propias hierbas han abierto puertas por las que Carlos Teijeiro escudriñaba apuntando con su móvil y estudiando los escenarios que luego inmortalizaría con su Leica. "Se han llevado de todo, cocinas, objetos personales... Llegas y encuentras ese desastre y da mucha pena". 

Han sido ocho veranos los que ha dedicado a sus "Esquecementos", título de la exposición en la que ha recogido las mejores instantáneas de este ejercicio de observación y reflexión. "Encántame a pedra" y, por eso, la Sala dos Arcos de Celanova acoge esta muestra hasta mediados de agosto.


Un enfermero militar enamorado del carrete


20190714204020205_resultEnfermero militar de profesión, Carlos Teijeiro nunca se separa de sus cámaras, una analógica y otra digital, con la que empezó a trabajar al jubilarse pero un avance que, para sus trabajos, "no me acaba de convencer". Él prefiere "el suspense del analógico y la artesanía del laboratorio". Aunque en "Esquecementos" reflexiona sobre el abandono del rural, son muchos los géneros hacia los que ha mirado a través del objetivo. El metro de Madrid, las escenas callejeras de la capital, el conflicto albano-kosovar al que llegó a través de sus misiones con el ejército o los parques naturales de toda España, son algunas de las series de fotografías que ha realizado y que han constituido diferentes exposiciones, muchas de ellas exhibidas en la Real Sociedad Fotográfica, de donde es un activo miembro. Ahora mismo, se encuentra en proceso de retratar las gentes, costumbres y arquitectura del Caurel. Carlos Teijeiro sigue recorriendo el mundo con sus carretes y "buscando o momento" para disparar.