Cultura

Bnet se proclama campeón mundial de Batalla de los Gallos

Cultura

Rap

Bnet se proclama campeón mundial de Batalla de los Gallos

El gallo "Bnet" (c) de España tras proclamarse campeón de la "Batalla de los Gallos" al vencer al colombiano "Valles T", en la Final Internacional de la "Batalla de los Gallos". (Foto: EFE)
photo_cameraEl gallo "Bnet" (c) de España tras proclamarse campeón de la "Batalla de los Gallos" al vencer al colombiano "Valles T", en la Final Internacional de la "Batalla de los Gallos". (Foto: EFE)
El madrileño conquistó en casa el preciado cinturón en una de las mejores ediciones que se recuerda en la historia de esta competición de improvisación

El madrileño Bnet se impuso al colombiano Valles-T en la ronda decisiva de la Final Internacional de la Red Bull Batalla de los Gallos ante las 17.000 personas que abarrotaron el WiZink Center y se proclamó como el sexto campeón español de la historia.

Si la leyenda de Bnet comenzó a escribirse por casualidad, tras coronarse como el mejor improvisador de España en una edición en la que no consiguió clasificarse y accedió por la baja de otro de los participantes, en la madre de todas las batallas ha puesto su broche de oro de igual manera y con la misma icónica frase: “Vine como reserva y me fui como campeón”, esta vez coreado al unísono por el público madrileño.

Tan frío en su expresión como conciso en sus palabras, a Javier Bonet le arde el freestyle por las venas cada vez que se sube a las tarimas a rapear: “Me ha inspirado la gente que me rodea. Tenía que cumplir lo que empecé por los que me vieron durante ese proceso”, dijo.

Aunque la réplica ante Valles-T en la final fue “justa”, Bnet era consciente de que era “su última oportunidad” y “tenía que sacarlo adelante” como fuera, tal y como declaró tras la ajustada batalla contra el caleño, que también completó una noche de ensueño en la que incluso llegó a derrotar al mexicano Aczino.

Así, Bnet no estaba clasificado para la Final Internacional de 2019 y la noticia de su participación saltó a última hora cuando Minos, campeón de Bolivia, y Shield Master, de República Dominicana, tuvieron problemas con el visado. Las bajas liberaron una de las plazas a la que el madrileño tuvo acceso por su cuarto puesto en la edición del año anterior.

No obstante, la idílica historia de Bnet con su ciudad y su feudo, el WiZink Center, –donde ya triunfó en 2018– pudo truncarse casi antes de arrancar. La ronda de octavos de final deparó un igualadísimo enfrentamiento con el bogotano Carpe Diem, menos conocido en la élite de la improvisación, pero igualmente capaz de complicar al campeón.

Si Bnet no brilló en la primera ronda, los octavos sí dejaron algunos enfrentamientos que los aficionados del freestyle recordarán durante años. Aczino y Wos revivieron las finales de 2017 y 2018 en una memorable batalla que volvió a caer del lado del mexicano tras dos réplicas, pero finalmente se resolvió sin que ninguno de los dos pudiera cumplir el sueño del bicampeonato.

Sin embargo, las sensaciones de ambos tras la batalla fueron muy diferentes. Por un lado, el azteca aseguró su plaza para el próximo año al conquistar el bronce, mientras que el argentino cerró una etapa: “No creo que me apunte de nuevo”, declaró tras el evento.

Por otro lado, el campeón español Zasko arrancó la jornada sobrado de inspiración, pero no pudo superar los cuartos de final al caer frente al costarricense SNK, gran sorpresa, al finalizar en cuarta posición tras caer ante Aczino.

El chileno Jokker fue otra de las grandes sensaciones con una exhibición de flow y punchline y demostró el gran nivel de la escena de su país al cumplir con nota la sustitución de su compatriota Teorema.

Así, Bnet conquistó el preciado cinturón en una de las mejores ediciones que se recuerda en la historia de las batallas de gallos y sumó un nuevo título –el sexto– al palmarés de los competidores españoles en los torneos internacionales de Red Bull.