Cultura

"Eterno femenino, retrato entre dos siglos"

Cultura

EXPOSICIÓN

"Eterno femenino, retrato entre dos siglos"

Exposición "Eterno femenino, retrato entre dos siglos", en Valladolid. (EFE)
photo_cameraExposición "Eterno femenino, retrato entre dos siglos", en Valladolid. (EFE)

La exposición "Eterno femenino. Retrato entre dos siglos", que acoge desde hoy Valladolid, plantea un recorrido por la visión de los diversos papeles de la mujer en la sociedad durante los últimos cien años a través de obras de Picasso, Sorolla o Miró, entre otros autores.

"Pintura, escultura, fotografía, obra gráfica, instalaciones y dibujos forman este apasionante recorrido por cien años del mejor arte contemporáneo con obras de artistas de primera línea", ha descrito el alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva.

El nombre de la exposición, Eterno Femenino, hace referencia al contenido, según la comisaria de la muestra, Dolores Durán, ya que se trata de 44 piezas con las que "se pretende mostrar la evolución de la representación de la mujer, lo que es fiel reflejo de cómo la sociedad la ve".

Durán ha explicado que la exposición esta dividida en cuatro apartados, no estrictamente cronológicos, el primero de ellos es "Ángel o femme fatale", donde se encuentra el estereotipo de mujer como ángel del hogar, esposa y madre, enfrentado al papel de las mujeres descarriadas o inmorales de principios del siglo XX.

En este apartado encontramos obras como el "Retrato de señora", de Sorolla; "Playa de fuenterrabía", del vallisoletano Anselmo Miguel Nieto, o "La empolvada", de Ignacio Zuloaga, como muestra de la representación de la mujer española, en la que el propio autor explicó que buscaba representar el carácter y no la belleza.

Otro de los apartados lleva por título "De Musas a creadoras", que representa al nuevo de tipo de mujer surgida en los años veinte, moderna y activa que dentro de unos límites lucha por conseguir una nueva posición.

En este área destaca "Teresina", una de las musas de Rafael Durancamps, en el que la modelo aparece con un pecho desnudo.

Los otros dos apartados, situados en la segunda planta del Museo de Pasión, son "Del informalismo a los mass media", donde se representa la importancia del feminismo y se critican las políticas de género presentes en los años sesenta mediante obras como "Niña con gato" de Fernando Botero o "Donna al jardí" de Miquel Barceló.

Y, el apartado más cercano a nuestros días, "La reivindicación del cuerpo", en el que se muestra como el feminismo hace más visibles las desigualdades de género y donde aparece una mujer que mira desde la otra orilla y lucha por tener representación como creadora y no solo como objeto de representación.

En esta sección se reúnen obras de artistas femeninas como Yolanda Tabanera o Carmen Calvo, donde la evolución de la representación llega a tal punto que las joyas que en las obras del primer apartado daban a la mujer un estatus y relevancia, en este apartado son utilizadas para representar un peso en la mujer.

Dolores Durán ha matizado que la visión de la mujer en cada periodo no es única pero en esta exposición han intentado mostrar la predominante de cada época, ya que la evolución de las visiones de lo femenino muestran también la de la sociedad, algo que también queda reflejado en el arte.

Eterno femenino, que trata a la mujer como inspiradora de obras de arte y también como creadora que reivindica su posición, cuenta con obras de otros autores como Ramon Acín, Graciela Iturbide, María Blanchard, Maruja Mallo o Manolo Valdés, entre otros, y estará abierta al público hasta el próximo 4 de mayo.

Comentarios