La Región

PAPELES DEL ROCK

Recordando a los bárbaros

En el proyecto The New Barbarians se supo tiempo después que se invitó a participar a músicos de renombre para convertirlo casi en una All Stars Band

Fueron presentados como The New Barbarians y era un grupo en el que actuaban como cantantes y guitarristas Ronnie Wood y Keith Richards
Fueron presentados como The New Barbarians y era un grupo en el que actuaban como cantantes y guitarristas Ronnie Wood y Keith Richards
Recordando a los bárbaros

Cuando los Rolling Stones terminaron a finales de julio de 1978 su gira por Estados Unidos de presentación de su álbum "Some Girls", se decidió que 1979 sería un año en el que no habría más giras y en el que se empezaría a trabajar en un nuevo disco, pero con la vista puesta ya en 1980. Aprovechando que los Stones pasarían desactivados una temporada, Ronnie Wood decidió grabar un nuevo disco en solitario, de tal suerte que entre los meses de octubre y diciembre del 78 registró en los Cherokee Studios de Los Ángeles "Gimmie Some Neck", su tercer larga duración, que se editaría en abril de 1979. 

El proyecto fue ambicioso. Woody montó una banda base en la que contó con Robert Lee "Pops" Popwell, reputadísimo bajista famoso por su trabajo con The Young Rascals y The Crusaders, amén de sus colaboraciones con George Benson, Aretha Franklin, Al Jarreau o Bob Dylan entre otros, el mismísimo Charlie Watts de los Stones en la batería e Ian McLagan, su antiguo compañero teclista en los Faces y que había entrado en el entorno Stone al sustituir a Ian Stewart en las grabaciones de "Some Girls" en París. Si sumamos a esa formación las colaboraciones de guitarristas como Dave Mason o Keith Richards, pianistas como Harry Philips o Bobby Keys en el saxofón, nos encontramos con un álbum de excepcional calidad que hasta logró un inesperado éxito comercial en Estados Unidos merced al impacto que alcanzó como single su versión de "Seven Days" de Bob Dylan. 

Por tanto, Ronnie Wood decidió salir de gira para apoyar más el buen funcionamiento del disco retomando lo que en principio fue un experimento, montado con idea de hacer de teloneros de los propios Rolling Stones en los conciertos que tuvieron que dar en Canadá a beneficio del Benefit Institute for the Blind el 22 y 23 de abril de 1979 en cumplimiento de la sentencia dictada en el famoso affaire Toronto, en el que Keith Richards fue procesado bajo la acusación de tráfico de heroína, escasamente unos días antes de que se pusiera a la venta "Gimmie Some Neck". 

Fueron presentados como The New Barbarians y era un grupo en el que actuaban como cantantes y guitarristas Ronnie Wood y Keith Richards, con parte del staff de la grabación como Ian McLagan y Bobby Keys, pero añadiendo como bajista a Stanley Clarke y como batería a Joseph Zigaboo Modeliste de The Meters, banda que teloneó la anterior gira europea de los Rolling Stones en 1976, en el transcurso de la cual hicieron su primera actuación en Barcelona. La química musical entre ellos funcionó a la perfección durante la semana de ensayos previa y por tanto Ronnie pensó que mejor que una gira en solitario, podría ser mucha mejor idea que el tour fuera de los New Barbarians. Entre el 24 de abril y el 22 de mayo de 1979 este singular combo giró por Estados Unidos logrando un más que notable éxito en lo que se refiere a venta de tickets.

En el proyecto The New Barbarians se supo tiempo después que se invitó a participar a músicos de renombre para convertirlo casi en una All Stars Band: Boz Scaggs y Neil Young llegaron incluso a ensayar con ellos, pero finalmente no se incorporaron al proyecto. Se habló con Jeff Beck y Jimmy Page, pero al final ninguno de los dos mostraron demasiado interés y en un principio, Ronnie Wood quería que Charlie Watts estuviera en la batería, pero Watts declinó la oferta, prefiriendo dedicar esos meses a pasar más tiempo con su familia y descansando, aunque él fue quien propuso el nombre de Zigaboo para que se uniera como batería al proyecto, cuyo nombre, The New Barbarians, se dice que fue sugerido precisamente por Neil Young.

Rock clásico, -“Let It Rock”, “Rock Me Baby”, “Sweet Little Rock'n'Roll”-  R&B, blues -“Love In Vain”- y country junto con el material de Ron Wood en solitario y algunas canciones de los Stones –“Honky Tonk Woman”, “Before They Make Me Run” y “Jumpin'Jack Flash”- entre otras, compusieron el set list de unos conciertos de los que la prensa habló en general muy bien y siempre puso el acento en lo compenetrada que estaba la banda y la sensación que transmitían en muchas actuaciones de estar haciendo más una jam-session que un concierto. El fotógrafo de los Stones, Henry Diltz, más tarde se referiría a la gira New Barbarians como su "mejor experiencia" con la banda, reflexionando de la siguiente manera: "Era como una gira de los Stones, excepto que Mick Jagger no estaba allí, por lo que había cierta libertad, un relax mayor y un ambiente más desenfadado debido a que el jefe estaba ausente".

"Eso fue muy divertido. Todo fue divertido. Desde el momento en que comenzó hasta el momento en que terminó", recordó Stanley Clarke en una entrevista de 2012. "Me divertí mucho tocando con Keith y Ronnie.Realmente lo disfruté. Recuperé mi antigua experiencia 100% antigua de rock and roll. Fue genial, realmente fue del 100 por ciento".

Aún así, la gira de los New Barbarians también vivió algunos momentos no tan divertidos. El concierto de Milwaukee, Wisconsin, se convirtió en una batalla campal con serios disturbios provocados por un conato de motín del público ante el anuncio de “invitados especiales” –parece que alguien esparció el rumor de que iba a aparecer Mick Jagger- que no aparecieron y los destrozos casi arruinaron al promotor, motivo por el cual Ronnie Wood accedió a volver a hacer un concierto allí de los New Barbarians en enero de 1980 para compensarle, aunque en aquellos New Barbarians ya no estuvieron ni Stanley Clarke ni Keith Richards. Asimismo, cuando The New Barbarians fueron contratados para actuar junto a la Marshall Tucker Band, Todd Rundgren's Utopia y Led Zeppelin en el Festival de Knebworth Park en agosto de 1979, una muy conflictiva y agria discusión entre el socio de los promotores del festival y manager de Zeppelin, Peter Grant y Keith Richards en la que llegaron a ponerse armas de fuego encima de la mesa estuvo a punto de provocar que los New Barbarians no actuasen. Y quien sabe si algo peor…

En octubre de 2006, el sello de Ronnie Wood, Wooden Records, lanzó un CD de dos discos (seguido unos meses más tarde por un triple LP en vinilo) de un concierto de los New Barbarians en el Capital Center de Landover, Maryland, titulado "Buried Alive: Live In Maryland" que recoge muy bien el ambiente que se respiraba en aquella irrepetible gira. 

¿Alguien puede imaginar a los Stones sin Mick Jagger? Obviamente no, pero hace ahora 40 años, quizá a alguien sí se le pasó por la cabeza.