España

Sáenz de Santamaría: "No le voy a contar al señor Puidgdemont lo que voy a hacer para retirarles las urnas"

España

CATALUÑA

Sáenz de Santamaría: "No le voy a contar al señor Puidgdemont lo que voy a hacer para retirarles las urnas"

-La vicepresidenta del Ejecutivo, Soraya Saénz de Santamaría, asegura que si la Generalitat tuviera urnas para el 1 de octubre "ya se encargarían las autoridades correspondientes de impedir que se pusieran", pero evita concretar cómo se actuará,
photo_camera-La vicepresidenta del Ejecutivo, Soraya Saénz de Santamaría, asegura que si la Generalitat tuviera urnas para el 1 de octubre "ya se encargarían las autoridades correspondientes de impedir que se pusieran", pero evita concretar cómo se actuará,

"Son muchas las medidas y se irán aplicando paso a paso", ha señalado la vicepresidenta del Gobierno en una entrevista

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha descartado que el próximo 1 de Octubre se repita la imagen de la consulta soberanista del 9 de noviembre de 2014, cuando votaron 2,3 millones de catalanes, asegurando que hay muchas medidas que se pueden aplicar, si bien ha afirmado que no le va a explicar al presidente catalán, Carles Puigdemont, cómo va a impedir la votación.


"Son muchas las medidas y se irán aplicando paso a paso", ha señalado la vicepresidenta del Gobierno en una entrevista. "Ante unos señores que se saltan la legalidad, el Gobierno tiene la obligación de reestablecerla y a dos días de estar en un pleno dispuesto a saltarse las leyes, no le voy a contar al señor Puidgdemont lo que voy a hacer para retirarles las urnas", ha añadido defendiendo que el Ejecutivo tiene que guardar su estrategia "a buen recaudo".

Y preguntada por sí el CNI conoce el paradero de las supuestas 6.000 urnas, Sáenz de Santamaría ha evitado confirmarlo, si bien ha dicho que si se supiera de esas urnas, las instituciones pertinentes "se encargarían" de ellas.

Sobre la polémica de las urnas, que la Generalitat dice tener en su poder, la vicepresidenta ha señalado que esta discusión sobre si se tienen o no las urnas, muestra que aparte de ser "ilegal" la consulta "es una chapuza". Y ha apuntado que la consulta no cuenta con urnas, ni con voto por correo, y si consiguen un censo habrá sido vulnerando los derechos de los catalanes.

En este sentido, se ha mostrado contundente asegurando que la consulta no tendrá lugar y ha apuntado que el Gobierno recurrirá a "la fuerza que le da el estado de derecho" para impedir el referéndum. "Los gobiernos no anuncian, como está haciendo la Generalitat, sino que actúan y a medida que dan pasos se tomaran decisiones, todos los escenarios están previstos y diseñados", ha afirmado Sáenz de Santamaría.

Sáenz de Santamaría ha recalcado que el Gobierno ya ha empezado a tomar medidas para que el referéndum no se materialice, y ha puesto como ejemplo que el presupuesto para la consulta está anulado y que Hacienda controla que no vayan partidas a ese fin, lo que considera una "ilegalidad manifiesta".

Según ha apuntado, Puigdemont con la consulta va a cometer una ilegalidad y se va a situar "en contra de la Constitucion, de las leyes y en contra de sus instituciones de autogobierno". "Ese referéndum ilegal es contrario a todo el derecho internacional y lo pueden vender como quieran, pero no se va a celebrar porque todo Gobierno tiene la obligación de respetar la ley y hacerla respetar y respetar los derechos de los catalanes".


"ESTÁN PENSANDO EN CÓMO VENDER MEJOR EL FRACASO"

Y sobre las declaraciones de dirigentes de Esquerra Republicana, que amenazaban con convocar manifestaciones si no se celebra el referéndum, Sáenz de Santamaría entiende que estos planteamientos demuestran que "algunos dirigentes" están ya pensando "cómo venden mejor o tratar de conllevar lo que es un fracaso".

La vicepresidenta ha considerado que el modo en el que los dirigentes catalanes actuaron tras el 9N, a su juicio apuntando a la responsabilidad ejecutora de los voluntarios en la consulta, supuso un "aviso para navegantes". "Cuando la cosa se pone fea y estos señores se ven ante un tribunal, no les duelen prendas en echar la culpa al que pasaba por allí, sean funcionarios, sean voluntarios", ha añadido


RELACIÓN CON JUNQUERAS

Sobre su relación con el vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, con quien ha mantenido distintas reuniones bilaterales, ha asegurado que el dirigente catalán sólo le pidió el referéndum por lo que no lograron ningún avance.

"Lo único que me ha pedido ha sido un referéndum, para entenderse dos tienen que estar en el mismo campo de acción: yo me movía en el respeto a la Constitución y la legalidad y Junqueras se movía en otro campo diferente", ha asegurado la vicepresidenta.

Y ha apuntado a su intento de abordar otros temas como la financiación económica, las infraestructuras o asuntos relacionados a la senda de gasto autonómico. "No le interesaba nada mas que un referéndum inconstitucional e ilegal", ha dicho sobre Junqueras.