Galicia

La explosión que sacudió el sur de Galicia hace dos años

Galicia

La explosión que sacudió el sur de Galicia hace dos años

Parroquia de Paramos, en Tui
photo_cameraParroquia de Paramos, en Tui

El estruendo se escuchó a varios kilómetros de distancia. Hacía mucho calor aquel 23 de junio de 2018 cuando, a primera hora de la tarde, una explosión en un almacén ilegal de material pirotécnico cambió, para siempre, la suerte de 400 familias. Sucedió en la parroquia de Paramos, en el ayuntamiento pontevedrés de Tui, que hoy ha recordado la tragedia.

Dos años después del suceso que afectó "a más de 400 familias", los vecinos han recordado este sábado en un acto a las dos personas que perdieron la vida con la colocación de un pequeña placa para que "nunca se olviden las vidas injustamente arrebatadas y el amor de unos padres que no se recupera ni con todo el dinero del mundo".

La Guardia Civil, acompañada de los TEDAX y de la Policía Local, han procedido a inspeccionar las intalaciones de la pirotécnica La Gallega

Por otra parte, también han lanzado un mensaje "de esperanza" a todos los afectados para "seguir unidos" hasta "levantar la última piedra de sus casas y que, aunque quedan vecinos que ven lejos el final", no desfallecerán "hasta que todos puedan volver a su hogar".

Después de manifestaciones, reuniones con cargos políticos y "dos años de dura batalla contra los muros de la burocracia", los vecinos han recordado la "ola de solidaridad" que se creó entre Páramos y Guillarei para "reconstruir el barrio y sus vidas". Saben que "la justicia es lenta" y no podían permitirse esperar tanto para "seguir peleando".

Sin embargo, no olvidan que hay familias que siguen viviendo de alquiler a través de una prestación que cuando finalice quedarán "desprotegidas ante un gasto que no saben cómo sufragar" y otras "que siguen esperando por las ayudas del Ayuntamiento para saber qué será de sus vidas".

Agentes de la policía judicial de la Guardia Civil trabajan sin descanso en la llamada “zona cero”.

Denuncian haber pasado "de ser afectados a apestados ante los demás vecinos de Tui", porque parece que no les llega con lo que les dieron y que "siempre quieren más". Sin embargo, los afectados quieren dejar claro que solo piden que necesitan "para cerrar este amargo capítulo".

También han hecho hincapié en que los vecinos siempre se mostraron "fuertes" y que tras "pasar su propio invierno de inclemencias", ahora comienzan a "resurgir con esperanza en el futuro", han concluido.