Galicia

Núñez Feijóo exhibe "renovación y fuerza" del PPdeG frente a las "peleas" del resto

Galicia

COMITÉ EJECUTIVO DEL PPDEG

Núñez Feijóo exhibe "renovación y fuerza" del PPdeG frente a las "peleas" del resto

El presidente de la Xunta y del PP gallego, Alberto Núñez Feijóo, durante su intervención esta tarde en Santiago. (XOÁN REY)
photo_cameraEl presidente de la Xunta y del PP gallego, Alberto Núñez Feijóo, durante su intervención esta tarde en Santiago. (XOÁN REY)

El líder popular cree que hay que "pedir disculpas y perdón" por tener que repetir elecciones y arremete contra quienes no hablaron con el PP

El presidente del PP de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha reunido este lunes al nuevo comité ejecutivo, salido del Congreso autonómico del 7 y 8 de mayo que lo proclamó candidato a la reelección en la Xunta, para ponerle "deberes" con la mirada puesta en las elecciones generales y las autonómicas de otoño en una reunión en la que, en su intervención en abierto, ha exhibido la renovación acometida y las fortalezas de los populares frente a las "peleas" e "intrigas" del resto de partidos.

Reunió a los suyos en el mismo lugar en que el primer fin de semana de abril anunció que volvería a optar a un tercer mandato a la Xunta y lo ha hecho tras una renovación del 70 por ciento en el comité ejecutivo y un cambio en la estructura orgánica. Como retos "inmediatos", ha fijado las elecciones generales del próximo 26 de junio, en la que está en juego "el gobierno democrático de la octava potencia" mundial, ha advertido.

Feijóo ha hecho gala de la renovación del PPdeG que este lunes se ha consolidado con la celebración de la reunión en la que también se fijó que el secretario general, Miguel Tellado, será el director de la campaña electoral del 26 de junio. Pero ha advertido de que "cambiar" o "renovarse" no es "romper", y ha extendido esta máxima no sólo a la cuestión interna del partido, sino a los gobiernos.

"Por eso tenemos que defender, tenemos que trasladar a la gente que el único camino seguro es el de una formación que se renueva, que se entrega con generosidad, que sigue gobernando con independencia de que convocar elecciones anticipadas (le conlleve) beneficios", ha enfatizado Feijóo, en un momento de su intervención, en la que volvió a incidir, como expresó cuando confirmó que no habría adelanto electoral, en que no quiso aprovecharse de la situación de la oposición.

Así, ha defendido que no se dejó guiar por que "otros partidos no tienen líder", por el "desconcierto generalizado" o las "peleas internas del PSdeG", las "riñas aparentes de Podemos", el "ninguneo de Ciudadanos" (por cambiar al cabeza de lista, Antonio Rodríguez, que calificó de "cacicada" su situación) o por la "desconfianza" en el BNG. Sobre la situación del cabeza de lista del partido de Albert Rivera en A Coruña, confirmó que para él también había sido una "cacicada".

"CAMBIAR NO ES DAR VOLANTAZOS"

Durante su intervención, Feijóo se ha dirigido a los suyos para avisar de que "cambiar no es dar volantazos" o "deshacer todo lo que se hizo antes" como el manto de Penélope. Así, ha defendido que "no se puede cambiar a base de bruscos" movimientos, sino con transformaciones. "El verdadero cambio se consigue mirando para atrás y corrigiendo aquello que se hizo mal", ha manifestado para incidir en la idea de "cambiar, pero no rompiendo, transformando".

Porque "romper" (una idea que se identifica con las fuerzas políticas nuevas como Podemos, que se denominan rupturistas), es "estancar". "Hay partidos que se dicen nuevos", ha dicho a renglón seguido, pero luego "esperan" a la decisión del "líder de Barcelona y Madrid".

Frente a esta situación, ha reivindicado la independencia del PP de Galicia para renovar sus órganos de dirección y ha defendido su "hoja de ruta conocida y previsible". "Somos un partido autónomo, dentro de un proyecto estatal", ha defendido Feijóo, quien ha tenido también palabras de renovación apoyándose en los nuevos presidentes provinciales de A Coruña, Diego Calvo, Pontevedra, Alfonso Rueda, y Lugo, Elena Candia, que se completan con José Manuel Baltar, en Ourense, provincia anfitriona del reciente XVI Congreso del PP de Galicia.

PELEAS DE LOS DEMÁS

La reivindicación del PP gallego la contrapuso Feijóo con el panorama de los partidos que actualmente están en la oposición en Galicia o que ya se han presentado a las elecciones en el Estado y que también lo harán en las autonómicas de otoño, como son Podemos (actualmente en la alianza En Marea, que este domingo celebró una asamblea general) y Ciudadanos.

Feijóo observa en estos partidos "conspiraciones de los viejos compañeros con los más nuevos, intrigas de palacio para ser vicepresidentes de un Gobierno de Podemos". Otros, dijo, "no paran de engañar a Galicia, confluyendo y reconfluyendo, amigándose y enemigándose".

"Se pasan la vida en complejas negociaciones" pero todo se resolverá, ha agregado, "mediante un whatsapp de Pablo Iglesias" que llegará a Galicia en las mareas de Podemos", ha apostillado, en una alusión irónica y velada al momento en que el que fue secretario general de Podemos Galicia, Breogán Riobóo, fue expulsado del grupo de Telegram en el que estaban los líderes autonómicos coincidiendo con la convocatoria de primarias para renovar la dirección de la formación morada.

Los populares, ha proclamado, no "tienen problema en defender lo que son y decir al partido que pertenece". Así, Feijóo ha apelado a los 800.000 votos que cosechó el PP de Galicia, ha advertido de que no pueden "aceptar que les arrinconen ningún pensamiento único", y ha sentenciado: Frente a los del politiqueo, nosotros tenemos que hacer política con mayúsculas".

La intervención de Feijóo también sirvió para fijar el "reto inmediato" de las elecciones de junio, algo que ha pedido afrontar haciendo valer que el PPdeG es el "de los gallegos" y no se "apropia" de Galicia, y también por ello es "incompatible con dirigirse a unos pocos". "Nosotros nunca vamos a apropiarnos de Galicia y dar carnés entre buenos y malos", ha abundado Feijóo, en contraposición velada al BNG, y quien ha reivindicado una vez más el "galleguismo" de su partido.

PEDIR PERDÓN

Pero Feijóo ha reconocido que hay que "pedir disculpas y perdón" en la próxima campaña electoral del 26 de junio, porque ha comprendido que "los ciudadanos no van a perdonar dejar sin efecto sus votos", si bien ha arremetido contra las tres fuerzas políticas que "perdieron" e "intentaron gobernar" pero "ni siquiera quisieron hablar con los que ganaron".

"Me siento avergonzado", se ha confesado Feijóo, quien asumió la responsabilidad, pero quien fijó buena parte de la acusación en PSOE, Podemos y Ciudadanos. En este sentido, defendió de nuevo no "mezclar" la situación de España con la de Galicia y de ahí su defensa de mantener las elecciones autonómicas cuando vence la legislatura.