Galicia

Vigo precinta sus contenedores soterrados tras la muerte de un trabajador en Santiago

Galicia

En Ourense no se han tomado medidas porque el Concello considera que la seguridad está garantizada

Vigo precinta sus contenedores soterrados tras la muerte de un trabajador en Santiago

El Concello de Vigo ha decidido precintar cautelarmente todos sus contenedores soterrados con el fin de revisar su seguridad después de que un operario del servicio de basura de Santiago falleciese cuando manipulaba uno de estos contenedores. En Ourense, garantizan la seguridad.

Un operario de la empresa Urbaser, Antonio Arnejo, de 54 años, falleció la noche del jueves al quedar atrapado debajo de la tapa de un contenedor subterráneo de la basura situado en la calle de República del Salvador, en Santiago. La Policía investiga si el accidente se debió a un fallo mecánico o humano. El trabajador llevaba 21 años trabajando en la empresa y era una ’persona experimentada’ que realizaba ’todos los días’ la misma ruta, acompañado por un conductor que guiaba el camión, aseguraron desde Urbaser. Tras este accidente, el Ayuntamiento de Vigo decidió ayer precintar cautelarmente todos sus contenedores soterrados con el fin de revisar sus seguridad para evitar que pueda ocurrir un suceso similar. La concejal de Limpieza y Servicios Generales, Isaura Abelairas, se puso en contacto con su homóloga en el Ayuntamiento compostelano para interesarse por lo sucedido y, a pesar de que ’todavía no hay muchos datos de lo que pudo suceder’, ordenó precintar inmediatamente los 130 contenedores subterráneos que hay en la ciudad, casi todos en el centro.

La empresa concesionaria, por orden municipal, ha colocado contenedores tradicionales en el lugar de estas islas, y realizará labores de comprobación y reconocimiento ’de todos y cada uno’ de los contenedores, antes de decidir su reapertura.

Sistema diferente

En Ourense, donde Urbaser también se encarga de la recogida de residuos, no se tomará, sin embargo, ningún tipo de medida porque el Concello considera que no hay peligro. En este sentido, fuentes municipales achacaron el accidente en Santiago a un error humano (los operarios no tienen por qué bajarse del vehículo ya que trabajan con un mando a distancia) y, además, el sistema de carga del contenedor al camión es diferente. En Ourense se realiza por la parte de atrás mientras que en Santiago por un lateral.