GALICIA

La Xunta sorteará con una ley los "obstáculos" para gastar el superávit

El presidente del gobierno gallego critica la gestión del Gobierno socialista y explica que la ley de suplemento de crédito estará dotada de 96 millones de euros, para gastar 48 millones este año y la misma cantidad en 2020

La Xunta sorteará con una ley los "obstáculos" para gastar el superávit

El Gobierno gallego ha dado este jueves el visto bueno a un proyecto de ley de suplemento de crédito con el que pretende superar los "obstáculos" que asegura le está poniendo el Gobierno para gastar el superávit de 2018.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha defendido nuevamente en conferencia de prensa que Galicia obtuvo 125 millones de euros de superávit por su responsabilidad fiscal y ha criticado que el Gobierno no haya publicado los datos de la regla de gasto, "algo que se suele hacer el 15 abril", ha dicho, lo que imposibilitaría, en su opinión, que en este año pudiese disponer de esa cantidad.

Núñez Feijóo ha explicado que mediante la ley que enviará al Parlamento, que espera se apruebe en mayo o junio, la Xunta amortizará deuda de dos empresas públicas, Xestur y la Sociedad Pública de Inversiones, lo que le permitirá disponer posteriormente de una partida de 130 millones de euros, similar a los 125 millones de euros de superávit, para hacer los gastos que tenía previstos entre este año y el próximo.

Durante su intervención tras la reunión semanal del Gobierno gallego, el presidente de la Xunta ha señalado que las partidas en las que invertirá esa cantidad serán sanidad, principalmente atención primaria, educación, servicios sociales y medio rural.

"Actuamos de forma responsable, preservamos el autogobierno, cumplimos las leyes de consolidación fiscal y actuamos buscando una solución práctica a una problemática artificial que consiste en no dejar gastar a las comunidades que cumplen para, parece ser, beneficiar a las que incumplen. No nos merecemos este planteamiento absolutamente torticero de un Gobierno en funciones, que sigue siendo el gobierno de España", ha concluido.


Inversión


Núñez Feijóo ha explicado que la ley de suplemento de crédito estará dotada de 96 millones de euros, para gastar 48 millones este año y la misma cantidad en 2020, y además inyectará 34 millones a la Sociedad Pública de Inversión (SPI), también para ejecutar la mitad cada año.

De este modo se podrá reforzar la atención primaria, con más personal y equipamientos en centros de salud y hospitales, y también habrá obras en centros educativos, escuelas infantiles y centros de mayores.

Ha explicado que con este dinero ofertará unas 60 plazas de médicos y más de cien de enfermería hasta llegar a "200 nuevas plazas para atención primaria" y además mejorarán las instalaciones en más de 40 colegios e institutos.

Una vez que se remita la ley al Parlamento las Consellerías ya podrán iniciar las licitaciones, que se aprobarán una vez que el texto legal sea aprobado en la Cámara autonómica.

Así, ha explicado, las obras por ejemplo en los centros escolares se podrán hacer en verano, antes del inicio del próximo curso.

"El bloque de España no puede contagiar la estabilidad de Galicia"

"Vamos a evitar los obstáculos que tenemos desde febrero para ejecutar un dinero que es nuestro", ha asegurado Núñez Feijóo, que ha defendido la completa legalidad de la fórmula que empleará y se ha mostrado convencido de que el Gobierno no podrá poner reparo alguno.

"El bloque de España no puede contagiar la estabilidad de Galicia", ha defendido Núñez Feijóo, que ha insistido en que la Comunidad lleva una década en los tres primeros puestos a la hora de cumplir sus obligaciones de déficit, deuda, regla de gasto y pago a proveedores; algo que volverán a hacer también este año.

Ha destacado el dato del cumplimiento de la regla de gasto y ha criticado que el Gobierno no lo haya hecho público pese a estar a finales de abril, por lo que ha insinuado que quizá haya "algún problema con alguna comunidad socialista" que tiene elecciones este domingo (Valencia) o dentro de un mes (el resto).

Núñez Feijóo ha mostrado su convencimiento de que con esta fórmula la Xunta cumple la normativa de consolidación fiscal, ya que dedica a amortizar deuda la cantidad de superávit, lo que le liberará otras partidas que podrá destinar a lo que considere oportuno, sin necesidad del visto bueno del Gobierno.