Historia en 4 tiempos

Cómo asistir a una procesión

Historia en 4 tiempos

Cómo asistir a una procesión

Hace 25 años... El rally, sin ganador

Hace 50 años... Más que se van

Hace 75 años... Cómo asistir a una procesión

19 de junio de 1989. El rally, sin ganador

-El orensano Francisco Álvarez Fernández, expresidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de la provincia, fallece a los 72 años a causa de las heridas sufridas al caerle encima el cruceiro de la Colegiata de Baiona (Pontevedra), un desgraciado suceso para el que se barajan como posibles causas una fuerte tormenta caída la noche anterior y el juego de unos niños en las proximidades del cruceiro poco antes de su caída.

-El Rally de Orense finaliza sin ganador oficial por el momento debido a una reclamación presentada por Jesús Puras (Ford Sierra Cosworth), que alegó que el coche “cero” de la organización estacionado sin señalización le hizo “perder la concentración” en los últimos 800 metros del rally. La clasificación oficiosa quedó encabezada por Josep Bassas (BMW M-3) con Puras a tan sólo dos segundos. 

 

19 de junio de 1964. Más que se van

La Comisaría de Orense concedió pasaportes a: Francisca Rodríguez Núñez, Peregrina Rodríguez Pérez, Josefa Rodríguez Rodríguez, José Rodríguez Rodríguez, Manuel Rodríguez Rodríguez, Celso Rodríguez Vázquez, Piedad Salgado Fidalgo, José Salgado Rivero, Marina Abad Álvarez, María da Mira Gamocio, Juan Alonso Aguiar, José Álvarez Álvarez, Rosa Álvarez Car- ballo, Luz del Caño Rodríguez, Clemente Carballo Carnero, Francisca Castro Fuentes, Oscar Cereijo Cancedo, Manuela Conde Gutiérrez, Delfín Crespo Méndez, Manuel Domínguez González, Ernesto Expósito Pérez, María Fernández Cerradelo, Antonio Fernández Moldes, Antonio Gallego Rolán, Felipe Gallego Vázquez, Laura Gómez Rodríguez, Valentín González Barrosa, Josefa Iglesias Suárez, Manuel Jardón Lama, Dolores López Simón y José Lorenzo Ferreiro.

-Entrevista a un cazador de culebras. 

Me horroriza encontrarme en presencia de una culebra. Por mucho que digan los entendidos de si no muerden o de si son inofensivas. El miedo a esta clase de animales lo "cogí" cuando era pequeño. Y hoy es el día que no me pasó.

Rebuscando cosas que pudiesen haber en el suelo de mi casa natal -apoyada como casi todas sobre pilares de madera- di con una enorme serpiente, media oculta entre la basura. No recuerdo cómo salí del trance. Solamente acierto a comprender que me vi alejado del posible peligro. El susto fue morrocotudo. Perdurable. Pero no todos somos iguales. Los hay que cazan culebras como otros muchos perdices. Para Francisco Fernández es un deporte dominical. Los domingos y días festivos, y también durante las horas libres, salgo por los montes a la caza de culebras.

¿Qué hace con ellas?

Se las vendo a Reme, una señora que los días de feria establece su puesto en la Barrera, para la venta de productos medicinales y que exhibe cu- lebras al público.

¿Es negocio?
La señora Reme consume bastantes, unas por muerte del animal y otras al ser muertas para hacer las medicinas.La culebra que muestra Francisco es, según su criterio, de las pequeñas. La tiene cogida por el cuello.

¿Tamaño máximo que ha cazado?

Las tengo pillado de 1,60 y 1,70 metros.

¿Difícil su captura?
Son más difíciles las pequeñas, por su movilidad. A éstas casi siempre que las veo las dejo para que "medren". Ahora, las grandes las atrapo todas.

¿Mordeduras?

Tengo señales en las manos y en una pierna. ¿No ves esas manchitas blancas?

Sí señor.

Pues son mordeduras. La de la pierna la sufrí al pisarle la cola a una.

¿Dolorosas?

Bastante. Lo bueno que tienen estas heridas es que sangran mucho.

¿Cómo se aficionó a éste deporte?

Una vez me encontré con la señora Reme en una feria. Durante la conversación me pidió que cogiese culebras, que las pagaría bien. Hice pruebas, al principio con miedo, pero al comprobar que no hacían daño, acordé dedicarme a la caza de ellas.

¿De qué las alimenta hasta que las vende?

De nada. Las guardo en una bolsa y así viven.

¿El calor no las embravece?
Algo más furiosas se ponen, pero cuando es mucho se van a los sitios de sombra, orillas de un regato, de un manantial o de un pozo. Y allí voy para apresarlas en el verano.

¿Y la tormenta?

Las atonta.

¿Le escapan al verle?

Pasan muchos y dicen: "Vin unha cobran en tal sitio", Voy ya después, "e non as vexo, escapanme".

Lo que yo presumía. 

19 de junio de 1939. Cómo asistir a una procesión

-Franco viaja a Bilbao para celebrar solemnemente el segundo aniversario de su liberación. Toda la ciudad está engalanada y habrá grandes desfiles.

-Llega a la ciudad de Marsella, procedente de Estados Unidos, el avión gigante "Americain Clipper" transportando 30 pasajeros con lo que bate el récord de transporte. Se trata de un primer ensayo para crear una linea transoceánica.

-Se publican las normas que deben de seguirse en las procesiones ante las sagradas imágenes: descubrirse los caballeros, inclinar profundamente la cabeza , doblar las rodillas postrándose en señal de veneración y acata- miento, juntar las manos en actitud orante, santiguarse, guardar silencio, evitar actos y ademanes impropios como reír, tomar alimen- to o bebida, lanzar pregones, etc. 

Más en Historia en 4 tiempos

Historia en 4 tiempos

Arsenio Iglesias triunfa en Ourense

9 de julio de 1920 - La artista Dora Saavedra triunfa en Melilla 9 de julio de 1945 - Títulos de familia numerosa 9 de julio de 1970…
Comentarios