La Revista

Buey criado en A Peroxa y disfrutado en Ourense

La Revista

Gastronomía

Buey criado en A Peroxa y disfrutado en Ourense

Bodegón Antiga Leitería.
photo_cameraBodegón Antiga Leitería.
Los amantes de las carnes con sabor, maduras, bien elaboradas, tienen oportunidad de disfrutar de los platos que se preparan en el bodegón Antiga Leiteiría

Uno de los problemas ante los que se enfrenta el amante de la carne de buey es el gato por liebre, o en este caso, vaca vieja por buey. No le sucederá en el bodegón Antiga Leiteiría, porque dispone de una cámara refrigerada a la temperatura óptima con el costillar y el resto de los despieces del buey, debidamente certificados, a la vista, nada más entrar en el restaurante. En agosto, Pablo, su propietario, compró un buey de 1.400 kilos, “Chapote”, criado en A Peroxa, que vivió 8 años alimentado con los productos naturales de su entorno. Una vez sacrificado y sometido el canal a un proceso de maduración de más de sesenta días. A partir de ahí y de los diferentes cortes, en el bodegón han seleccionado las mejores piezas para la realización de guisos, arroces, tapas y por supuesto carne a la parrilla, donde los reyes indiscutibles son el chuletón, el entrecot, el solomillo y la picaña.

Los amantes de las carnes con sabor, maduras, bien elaboradas, tienen oportunidad de disfrutar de los platos que se preparan en este bodegón, hasta que se acaben las existencias porque, como saben quienes aprecian la carne de buey, estamos ante un producto muy escaso y de duración muy limitada cuando un ejemplar de estas características es sacrificado y llega al mercado.

Estamos ante un establecimiento que se caracteriza por un servicio muy esmerado, al igual que la cocina, en la que trabajan una carta de mercado, basada en productos de proximidad, tanto en platos como en tapas. Dispone de menú de lunes a viernes, que ya probamos  hace algunos años. Uno de sus platos clásicos es el cocido de los miércoles, tan clásico como la receta que exhiben en una de las paredes del comedor interior, tal como la concibió Cunqueiro. 

Más en La Revista

La Revista

La “consciència” de Teresa Colom

En el futuro no muy lejano de la novela la tecnología permite a la humanidad traspasar su mente a un sistema informático cuando muere