Más Deporte

Juan Francisco Fernández, un campeón al servicio de la doma clásica provincial

Más Deporte

+ DEPORTE

Juan Francisco Fernández, un campeón al servicio de la doma clásica provincial

Juan Francisco Fernández, el viernes en el Centro Ecuestre de Antela. (MARCOS ATRIO)
photo_camera Juan Francisco Fernández, el viernes en el Centro Ecuestre de Antela. (MARCOS ATRIO)

El jinete cordobés entrena y prepara a jóvenes jinetes en el Centro Ecuestre de Ourense, entre ellos a Eugenia Lorenzo y Yago Blanco, junto a los que está incluido en el plan de élite de la Federación Hípica Española

Juan Francisco Fernández Muñoz se proclamó el pasado año campeón de España de doma clásica en la categoría de caballos jóvenes. Fue el tercer título para el jinete nacido en Pozoblanco (Córdoba), palmarés al que hay que sumar una medalla de plata y otra de bronce así como varios títulos gallegos. En los últimos seis años siempre se ha subido al podio en el Campeonato de España. También ha competido a nivel internacional, en el Campeonato del Mundo de caballos jóvenes, en Alemania. Una gran experiencia para él puesto que solo había dos competidores españoles.

El jinete lleva cinco años en el Club Ecuestre de Ourense en donde además de competir también entrena a caballos y a jóvenes jinetes. Actualmente está inmerso en el programa de élite de la Federación Hípica Española junto a dos de sus alumnos: Yago Blanco y Eugenia Lorenzo.

Juan Francisco Fernández recuerda que toda su vida ha estado ligada al mundo de la hípica. “Mi padre era rejoneador y en mi casa siempre hubo caballos. Luego me fui a aprender a Montenmedio (Jerez de la frontera). Siempre he estado ligado a la doma clásica”, recuerda.

Su primera experiencia con el mundo de la hípica en Ourense fue en Verín. “No se obtuvieron los resultados esperados y estuve a punto de volverme a casa, hasta que surgió lo del Centro Ecuestre”, comenta.

A la hora de hablar de la doma, el jinete y entrenador de Pozoblanco comenta que “intento que los caballos sufran lo menos posible. Hay que saber acoplarse a ellos, a sus movimientos naturales. La doma clásica es mucho menos violenta que otras modalidades. Hay que buscar la compenetración con el animal. Uno se pasa montado muchas horas, hasta 12 horas al día durante la semana, y luego, los fines de semana, entrenando a los jóvenes”.

Juan Francisco Fernández Muñoz reconoce que trabajar con “los caballos es bastante sacrificado. A los alumnos les da responsabilidad”.

Las claves para ser un buen jinete de doma clásica es “tener un buen asiento, tener una buena cintura y ser capaz de asentarse sin dar botes. Una vez logrado esto, los ejercicios no son tan complicados”.

Yago Blanco es uno de los jinetes entrenados por Juan Francisco Fernández y reconoce que “estar en el 'programa Elite' es una oportunidad para mejorar como jinete. Llevo 10 años practicando (cumple 16 años en marzo) y me gusta porque me aporta madurez. Compenetrarte con el caballo te ayuda a madurar. La próxima cita será en Barcelona y ahora estoy centrado en mejorar y dar lo mejor en cada concurso. Juan Francisco Fernández es un entrenador exigente aunque sin él no habría llegado hasta aquí”.

Comentarios