Más Deporte

La UD Ourense continúa jugando... a puerta cerrada

Más Deporte

La UD Ourense continúa jugando... a puerta cerrada

El balcón es el lugar donde el cadete Noe tiene montado su particular gimnasio.
photo_cameraEl balcón es el lugar donde el cadete Noe tiene montado su particular gimnasio.
A pesar de no pisar los campos, la cantera unionista sigue trabajando y divirtiéndose con la pelota como protagonista, lo que supone una gran manera de sobrellevar el confinamiento

Ante la incertidumbre creada por la crisis sanitaria del coronavirus, los clubes deben hacer malabares para tener entretenidos a los jugadores, más aún cuando se trata de deporte base. En la UD Ourense, el coordinador de las escuelas deportivas (junto a Fernando Currás) y entrenador del Cadete A y del Alevín A, Iván Alonso, ha realizado una planificación en la que "distinguimos entre fútbol-8 y 11. Para los más pequeños propusimos una serie de actividades siempre orientadas al juego, en lo cuáles también implicamos a los padres. Por ejemplo, les pedí a los jugadores de mi equipo alevín que me mandaran un vídeo donde tenían que dar toques con la pierna menos hábil. En fútbol-8 planificamos tres sesiones semanales de tecnificación, coordinación y lo que comenté de los juegos. Los objetivos son mantener el contacto con compañeros y monitores, involucrar a toda la familia en las tareas y responsabilizar a los jugadores del aprendizaje generando rutinas propias sin la observación del entrenador".

ivan_alonso_coord

Iván Alonso, coordinador de la base de la UD Ourense, trabajando de forma telemática.

El avance de las tecnologías permite que jugadores y entrenadores puedan estar "conectados" aunque no se vean físicamente. Es por ello que, aprovechando esa herramienta, Alonso no quiere que "ningún niño se sienta solo en casa, por lo que potenciamos la interacción a través de vídeos y juegos, ya no sólo de retos, sino también les pido que me manden un once con sus jugadores favoritos y luego entre todos lo comentamos y nos reímos. También es muy importante, sobre todo los más pequeños, dibujen y nos manden su "obras" siempre relacionadas con el fútbol y la UD Ourense". 
A pesar del confinamiento, el extécnico del Ribeiro prefiere buscarle el lado positivo a la situación y asegura que "la respuesta de los niños en una pasada, está súper implicados. Además, creo que esta situación ha provocado que la relación padre-entrenador haya mejorado muchísimo".

Ejercicios físicos
La planificación para los equipos del fútbol-11 es diferente, hay más carga física y menos juego (aunque también hay tiempo para ello). "El preparador físico del primer equipo, Toni Álvarez, ha preparado unas tablas de ejercicios físicos para los jugadores según la edad. Además, yo les mando a mis jugadores una serie de tareas condicionales que deben de completar, luego me envían los vídeos de las rutinas de trabajo y los comentamos. Aunque ya son más mayores, también proponemos retos de habilidad con el balón", asegura Iván Alonso.

Una de las tareas del coordinador era que los alevines debían grabar un vídeo dando toques a la pelota con la pierna menos hábil

lamelas_cadeteaAdemás del aspecto físico, Alonso le da mucha importancia al anímico: "Suelo llamar habitualmente a los jugadores para saber cómo están, además les envío cuestionarios donde les pregunto qué representamos o qué les gustaría representar, por poner un ejemplo". 

Finalmente, el coordinador de las escuelas deportivas reconoce que "estoy aprovechando este parón para reforzar comportamientos positivos de nuestro juego. Les mando vídeos de jugadas para que vean donde hemos mejorado, el último que les envié es sobre la evolución que hemos tenido en las faltas laterales fraccionando las zonas. Se trata de que afiancen sus recuerdos positivos hablando de nuestras fortalezas". 

La base de la UD Ourense no puede saltar al verde, pero gracias al esfuerzo y a la imaginación, está ganando su partido a puerta cerrada.