La Región

CICLISMO

Una victoria que vale un mundo

Aser Estévez fue el más rápido en una nueva edición de los Juegos Mundiales, con salida y llegada en Baños de Molgas

La salida, sin tiempo que perder, para coger una buena posición. (ÓSCAR PINAL)
La salida, sin tiempo que perder, para coger una buena posición. (ÓSCAR PINAL)
Una victoria que vale un mundo

Los Juegos Mundiales de ciclismo no fallaron a su cita. Las carreteras ourensanas se llenaron de actividad y, allí, Aser Estévez fue el gran protagonista de la competición, tras completar los 77 kilómetros del recorrido en poco menos de dos horas. La prueba, organizada por la Fundación ADO Moure, contó con la presencia de 100 ciclistas.

La carrera arrancó en las instalaciones del Albergue Turístico de Baños de Molgas. Los primeros kilómetros se dieron con tranquilidad, ya que los participantes eran conocedores de que era un terreno "rompepiernas". En el descenso hacia Foncuberta el pelotón se fue estirando y comenzaron los ataques. Hubo muchos intentos de fuga pero ninguno consiguió una renta superior a los 20 segundos. Finalmente, la carrera se decidió en un reñido sprint en el que llegaron 35 corredores. El más rápido fue Aser Estévez, que ya tiene a sus espaldas varios triunfos en este tipo de carreras.


Ganadores


En categoría élite el triunfo fue para Aser Estévez. Samuel García, que venía de ganar la Challenge 4 días de Ourense, fue el más rápido entre los Máster 30. 

Eduardo Tajes ganó en el grupo Máster 40 y su hermano José Manuel Tajes hizo lo propio en el Máster 50. Luis Benito Iglesias se impuso en el Máster 60. En juveniles venció Manuel Rodríguez y entre los cadetes, Aarón Carrera. Nombres propios de una prueba que bajó el telón con éxito.