+ Motor

Triunfo para Ogier en un final de infarto

+ Motor

MUNDIAL DE RALLY

Triunfo para Ogier en un final de infarto

El podio del rally monegasco, con el equipo francés Ogier-Ingrassia en lo más alto.
photo_camera El podio del rally monegasco, con el equipo francés Ogier-Ingrassia en lo más alto.

El piloto francés ganó el Rally de Montecarlo con 2,2 segundos de ventaja sobre Neuville

Sébastien Ogier y Julien Ingrassia, en su regreso a Citroën, se hicieron con la victoria en el Rally de Montecarlo, prueba inaugural del Campeonato del Mundo 2019.

En una edición marcada por la ausencia de nieve y las elecciones de neumáticos, Ogier fue el más regular, en una espectacular batalla con Thierry Neuville y Nicolas Gilsoul, al que superaron después de cuatro jornadas de competición y más de 300 kilómetros contra el cronómetro, que se resolvió con tan solo dos segundos de diferencia.

En los últimos cuatro tramos de la edición 87 de la cita monegasca, máxima emoción. Ogier y Neuville llegaron a la cuarta jornada con tan solo cuatro segundos de separación y todo por decidir. 

Al margen de la pelea por el primer lugar, Ott Tänak marcó los dos primeros mejores cronos, alargando su racha a los seis consecutivos. De esta forma, el estonio de Toyota proseguía con su remontada hacia al tercer puesto tras su pinchazo del viernes ante un Sébastien Loeb y un Ott Tänak que no podían seguir el ritmo del jefe de filas de Toyota. 

Con 3,2 segundos de diferencia, Ogier y Neuville, asaltaron la repetición de las dos especiales. Y en la primera, golpe sobre la mesa del belga, que neutralizo la renta del francés y la dejó en dos décimas con el último tramo (y powerstage) por disputar. 

Con la prensa acumulada en la meta, la atención se centraba en los cronos de los dos contendientes. El vencedor de la powerstage, Kris Meeke se vio eclipsado por los tiempos intermedios de los protagonistas, el galo y el belga. Neuville fue el primero en llegar y tal fue su ataque que entró en meta trompeado.


Eterna espera


Los cuatro minutos de espera a la llegada de Ogier fueron eternos. Baja cobertura, pocos splits y tensión en las caras de los miembros de Hyundai. Al cruzar la llegada Ogier, pás de espera y finalmente triunfo para el vigente campeón, que se sobrepuso a los problemas de acelerador de su Citroën para firmar el triunfo número 100 de la marca en el Mundial y el séptimo en el contador del piloto.

Resignado, en el segundo lugar, Thierry Neuville, que lo intentó pero se quedó a las puertas de si primer triunfo en Montecarlo. Tercero, Ott Tänak, que en el Yaris Wrc fue el más rápido del rally en tiempos de tramo.

Completaron los cinco primeros clasificados, Sébastien Loeb, decepcionado por sus tiempos en la prueba, y Jari Matti Latvala, que reconoció al terminar el rally que había fallado en los reglajes de su Toyota tras salirse en el shakedown.

En la categoría WRC2 Pro, victoria incontestable para Gus Greensmith, con algo menos de un minuto de ventaja sobre el segundo clasificado, Yoann Bonato, que a su vez se hizo con la primera plaza en WRC2. Tercero fue el veterano Stéphane Sarrazin, en un Hyundai I20 R5 de su propio equipo, a 1,02 de la cabeza.

En el campeonato de marcas, Hyundai es el primer líder, gracias al segundo y cuarto lugar cosechado por sus pilotos.

Tras Montecarlo, la siguiente prueba del Mundial de Rallys será en Suecia, entre los días 14 y 17 de febrero.