Mundo

Portugal no logra frenar la pandemia: casi 10.700 contagios

Mundo

Lucha contra el coronavirus

Portugal no logra frenar la pandemia: casi 10.700 contagios

EFE
photo_camera EFE
Este miércoles se notificaron en el país luso 148 muertes, horas antes de iniciar un nuevo confinamiento domiciliario

Portugal notificó hoy 148 muertes y el récord de 10.698 nuevos casos de coronavirus la víspera de que este país comience un nuevo confinamiento que previsiblemente se extenderá durante un mes para tratar de aplacar la tercera ola de la pandemia, que está llevando al límite a los hospitales.

Según el último boletín de la Dirección General de Salud (DGS), Portugal, de 10 millones de habitantes, cuenta un total de 8.384 fallecidos y 517.806 contagios desde que comenzó la pandemia.

En las últimas 24 horas la presión hospitalaria siguió subiendo y marca récord de la pandemia con 4.368 personas ingresadas en hospitales (128 más que el día anterior), de las cuales 611 están en cuidados intensivos (15 más).

Además, hay actualmente 121.815 casos activos, 5.487 más que la jornada anterior.

Los números divulgados hoy se mantienen en los niveles récord que se registran desde hace una semana, con decesos diarios por encima del centenar (el pico máximo se dio este miércoles, con 156 muertes) y rondando la barrera de los 10.000 casos.

La situación ha abocado a Portugal a un nuevo confinamiento que comenzará la próxima medianoche y será similar al de marzo de 2020, pero con la gran diferencia de que los centros educativos esta vez se mantendrán abiertos.

A partir de mañana, viernes, los portugueses tendrán que permanecer en casa excepto para actividades esenciales como trabajar (siendo obligatorio el teletrabajo siempre que sea posible), comprar alimentos o medicamentos, acudir al médico, asistir a ancianos o realizar pequeños paseos o deporte al aire libre.

A estas excepciones se añadirá el día 24 de enero la libertad de movimiento para acudir a votar en las elecciones presidenciales.

Cerrará además todo el comercio que no sea esencial y la restauración sólo podrá operar con entregas a domicilio y take away.

El confinamiento llega en el momento "más peligroso" de la pandemia, avisó este miércoles el primer ministro, António Costa, cuyo Gobierno tiene hoy una baja por covid: la ministra de Trabajo, Solidaridad y Seguridad Social, Ana Mendes Godinho, que se mantiene aislada tras dar positivo y presenta "síntomas ligeros".

Otros dos ministros, los de Ambiente y del Mar, se encuentran también en aislamiento tras haber estado en contacto con positivos, aunque han dado negativo.

Más en Mundo