La Región

SERVICIO FERROVIARIO

Adif privatiza las estaciones de Ribadavia y O Carballiño

La externalización, que garantiza horarios, abarca atención al público, venta de billetes y servicios básicos

Interior de la estación de tren de O Carballiño, ayer por la tarde (MARTIÑO PINAL).
Interior de la estación de tren de O Carballiño, ayer por la tarde (MARTIÑO PINAL).
Adif privatiza las estaciones de Ribadavia y O Carballiño

El Adif ha sacado a concurso la privatización de la atención al público y venta de billetes de nueve estaciones de la red nacional, entre ellas las de Ribadavia y O Carballiño, por un importe total, IVA excluido de 738.464,3 euros. El objetivo del contrato, según el pliego de prescripciones técnicas, es garantizar la atención al público, venta de billetes y servicios básicos durante 12 meses, prorrogable otros 12.

La privatización o externalización, término que prefieren utilizar desde el Adif,  va a suponer una mejora en la atención al público, al garantizar un horario de apertura de las estaciones para la venta de billetes e información que en la actualidad no se cumplía en muchas de ellas, ya que el personal de las mismas tenía que darle prioridad a las labores propias de la circulación de los trenes que a la venta de billetes, lo que suponía para alguna de las estaciones indicadas que la mayor parte del tiempo estuviesen cerradas las ventanillas. 

Para la estación de Ribadavia se garantiza la apertura al público durante 11 horas y 45 minutos todos los días del año en horario de 6,45 a 8,45 y de 12,00 a 21,45. En el caso de O Carballiño, el horario es más reducido: siete horas y media cada día, de 7,00 a 9,00 y de 13,30 a 19,00 horas. Estos horarios son flexibles, ya que pueden verse ampliados si se producen incidencias en la circulación, como por ejemplo que el último tren con parada se retrase y entonces la estación permanecerá abierta hasta que haya salido.

Además de la venta de billetes, los empleados de la empresa que resulte adjudicataria, brindarán información sobre trenes, tanto de Renfe como de futuros operadores privados y estarán a disposición de las personas con movilidad reducida para facilitarles el acceso a los trenes.


O Barco y A Rúa fueron las primeras


Ribadavia y O Carballiño no serán las primeras estaciones ourensanas en cambiar la gestión pública de su atención a los viajeros por la privada. En febrero de 2018, el Adif realizó una licitación similar para las de O Barco de Valdeorras y A Rúa-Petín, que fueron adjudicadas tres meses después a la empresa Eupraxia It Services. Entonces la licitación fue por separado en cada una de las estaciones, aunque la empresa ganadora fue la misma en las dos licitaciones, mientras que ahora el procedimiento se resuelve en un lote en el que, además de las dos estaciones ourensanas también se incluyen otras siete, dos de las cuales son gallegas: Sarria y Guillarei. Las cinco restantes son Astorga, Puebla de Sanabria, Peñaranda de Bracamonte, Sahagun y Viana.  Los horarios de apertura varían en cada una de las estaciones en función de la frecuencia y horarios de los trenes con parada en las mismas.


El perfil del personal: dinámico, atento, que hable gallego y con la ESO 


En el pliego de las condiciones técnicas del contrato, Adif pone especial hincapié a la hora de definir el perfil del personal que se ocupará de la atención al público en estas nueve estaciones entre las que se encuentran las de Ribadavia y O Carballiño. 

En cuanto al nivel académico tiene que poseer el título de la ESO o equivalentes, que posean un nivel básico de inglés o de francés, además de conocimientos informáticos de usuario. Para las cuatro estaciones gallegas pone como requisito imprescindible que "puedan atender indistintamente al público tanto en gallego como en castellano". Al margen de la formación, se exige que el personal de las estaciones sea "dinámico, dispuesto a trabajar en equipo y de trato exquisito al público".

Novedades

Como novedad frente a la licitación de las estaciones de A Rúa y O Barco, en el pliego actual se hace referencia a que el personal habrá de dar información al público no solo de los servicios, billetes y precios de los trenes de Renfe Operadora, también de servicios internacionales comercializados desde España y  la información y venta de billetes de servicios prestados por otros operadores, algo que, al menos a lo largo de 2019 no se producirá, pero sí a partir de 2020, con la presumible llegada de los servicios internacionales privados entre A Coruña y Oporto o Madrid y Montpellier y a finales de ese año con la liberalización del AVE.