La Región

EDUCACIÓN

“Los adolescentes piensan que el sexo es como se ve en pantalla"

Falta de educación sexual y un porno que "perpetúa" roles de dominación masculina, los responsables

La sexóloga Raquel Graña se dirige a un grupo de alumnos de 3º de la ESO del IES As Lagoas, el pasado jueves (XESÚS FARIÑAS).
La sexóloga Raquel Graña se dirige a un grupo de alumnos de 3º de la ESO del IES As Lagoas, el pasado jueves (XESÚS FARIÑAS).
“Los adolescentes piensan que el sexo es como se ve en pantalla"

En plena resaca de las reivindicaciones feministas del 8M, cabe mirar a los más jóvenes y preguntarse cómo vienen las nuevas generaciones. La educación sexual es uno de los pilares pedagógicos que interviene en la creación de una sociedad igualitaria. Para muchos expertos, "insuficiente" hasta el momento en los planes educativos de los estudios básicos.

"Estamos igual que hace 30 años, al menos en lo que a educación sexual respecta", opina Raquel Graña, psicóloga y sexóloga que estas semanas realiza un taller educativo con alumnos de 3º de la ESO del IES As Lagoas de la ciudad, organizado por el Concello de Ourense. ¿Quién está educando en sexo, entonces? La falta de información -padres y educadores que evitan el tema la mayoría de las veces- se suple a través del porno, que se convierte en su "único ejemplo" a seguir. "Piensan que el sexo es como el que ven a través de la pantalla, donde casi no hay hueco al placer femenino y donde se repiten roles de dominación y sumisión", asegura Graña. Así, el sexo ficticio acaba perpetuando la desigualdad entre hombre y mujer: "Todavía ven cómo se trata a la chica como un objeto y no conocen los genitales femeninos, de hecho, es muy raro que alguien en la clase sepa que se llama vulva, ni siquiera ellas". En sus talleres procura que reflexiones sobren diversas temáticas: anatomía genital, orientación sexual, transexualidad, imagen del cuerpo... "Yo veo como todavía persisten las diferencias entre chicos y chicas respecto a este tema", señala la sexóloga. Para Rosana Martínez, educadora social e investigadora de la UVigo, el horizonte de una sociedad "realmente" igualitaria también está lejos: "Se nós non formamos as novas xeracións, aos profesionais de todo tipo que saen das universidades e ás familias, nada vai cambiar". Respecto al porno, Martínez defiende que el cuerpo de la mujer está "fragmentado": "Só interesan certas partes da anatomía feminina, boca e orificios". La investigadora es clara: educación sexual para niños y adolescentes, pero también para adultos: "Non pode ser que nos estudos universitarios non haxa materias de educación sexual, é un tema transversal a toda a sociedade e segue sen verse así".

Por su parte, la psicóloga Laura López, del centro Quérote Máis de Ourense, observa que en temas como la orientación sexual o a la transexualidad, sí hay una evolución "notable": "En los más de 10 años que llevamos abiertos se ve un cambio muy grande". Para López, la generación actual de adolescentes no tienen nada que ver con la que nació en los años 90: "Ahora ya te encuentras a alumnos en los institutos que tienen claros sus gustos y los reivindican", comenta. Aún así, muchos son los que tienen dudas sobre su orientación y se muestran "preocupados" por no tenerlo claro. "En ese momento de construcción de la personalidad le dan mucha importancia a saber ya 'qué' son", señala la psicóloga de Quérote.

Pero las dudas más comunes entre los jóvenes de hoy en día no son tan distintas de las de sus padres: infecciones, primera relación sexual, edad habitual o métodos anticonceptivos más eficaces lideran el podio de preguntas más repetidas a los profesionales. "Les preocupa mucho la edad a la que tienen que tener la primera relación sexual y siguen creyendo que tiene que ser un coito -penetración en vagina-, porque la sociedad es lo único en lo que se focaliza", explica Graña.


“Normalidad"


Para los adolescentes, el problema no es tanto la falta de información sexual, sino la poca normalidad con la que se trata el tema. "En mi casa hablé con mis padres, pero en el instituto muy poco, solo cuando nos vienen a dar charlas, pero es que se habla como si fuese algo normal", explica una joven de 17 años. Los jóvenes sienten que sigue siendo un "tabú" y echan en falta que se los trate como a "adultos": "Más normalidad, cada vez que sale el tema es como 'oh dios mío' y la educación sexual es algo muy importante".

Entre los padres, la sensación es de que esta generación está "de vuelta y media": "Tú vas a explicarles algo y te dicen 'pero mamá, eso que me cuentas ya lo sabe todo el mundo". Del mismo modo, valoran positivamente la información que se les da en el instituto. "Si es que ya les explican todo en biología", señala una madre de dos adolescentes de 13 y 16 años. Sin embargo, para los expertos, las familias deben tomar papel "activo". "Si les cuentas lo de las cigüeñas cuando son pequeños, olvídate de que te pregunten de nuevo", dice Graña.


Los riesgos de los celos y del control en las parejas


Otro de los temas que se trata con los jóvenes en la prevención sexual son los celos y el control en parejas.  Las nuevas tecnologías han facilitado nuevas vías de perpetuación de estas conductas, como el "ciberstalking" -acoso cibernético-. "O acoso do mundo 'offline' perpetúanse no mundo 'on line', polo que o que antes se daba na esfera social, tamén se sufre na privada, a través dos móbiles", explica Rosana Martínez. "Yo siempre les cuento cuáles son los efectos legales de algo como reenviar fotos privadas de otras personas para que vean las consecuencias reales", comenta Raquel Graña. Al centro Quérote también llegan casos de control por parte de un miembro de la pareja, según explica Laura López: "Hay chicas que vienen porque son conscientes de que no las están tratando bien". Pero la psicóloga también explica que han ido chicos por el mismo motivo: "Vienen porque se han dado cuenta de que están tratando a su pareja de una forma que no les parece buena y quieren cambiarlo". Para López, este dato también habla de evolución entre los jóvenes: "No es que sean muchísimos chicos, pero que algunos vengan quiere decir que algo de lo que se está haciendo en buscar relaciones igualitarias entre chico y chica está llegando". 


"Non sabemos que é acoso cando o é porque non nos deron información"


Rosana Martínez realizó, como trabajo de fin de máster, un estudio sobre acoso sexual en una muestra de 160 alumnos y alumnas de la Facultad de Ciencias da Educación del Campus de Ourense. Entre los encuestados -134 mujeres y 26 chicos-, 106 chicas aseguraron que habían sufrido algún tipo de acoso. "De elas, 13 eran vítimas pero non eran conscientes ata que lles pasamos un formulario completo de diferentes situacións, aí vemos como nos falta información, non sabemos que é o acoso e que patas ten", explica Martínez. Paralelamente, investigadores de la UVigo analizaron la incidencia del acoso sexual entre mujeres (alumnas, profesoras y personal universitario). El resultado fue que el 30% de las encuestadas valoró "probable" o "muy probable" ser víctima de él a lo largo de su vida. "A sociedade será igualitaria cando unha muller volva a casa pola noite tan tranquila coma un home, ata entón, seguiremos sobrevivindo", dice Martínez.