Ourense

El ahorro, síntoma de un modelo económico agravado por la crisis

Ourense

El ahorro, síntoma de un modelo económico agravado por la crisis

"Junto con el tradicional peso del ahorro en la provincia, hay un parón de la inversión, familiar y también industrial", afirma el economista raúl González

La conclusión general entre los expertos en economía consultados es que el aumento del ahorro en una provincia ya de por si ahorradora es síntoma de que la población todavía no percibe la anunciada salida de la crisis. Raúl González, economista, recuerda que "la provincia de Ourense siempre tuvo un mayor balance ahorrador que crediticio". Pero junto a esto subraya que "hay un parón de la inversión, tanto en la industria como en la correspondiente al ámbito familiar, destinada a compra de vivienda, sobre todo".

Guillermo Díez, decano presidente del Colegio de Economistas de Ourense, apunta que estos datos reflejan que "la gente entiende que la crisis no ha pasado todavía. Además acabamos de saber que el paro baja en España y Galicia y, sin embargo, no lo hace en nuestra provincia, y eso también afecta".

Añade que, ante esta situación, "la gente sigue viendo la necesidad de ahorrar y lo hace en depósitos bancarios, porque la inversión en vivienda creo que ya pasó a la historia". Díez explica que "en el Colegio tenemos una publicación semestral en la que incluimos un barómetro y refleja como dos de los  problemas más importantes de nuestra economía la escasez de crédito, muy preocupante, y la debilidad de la demanda", ligada a ese aumento del ahorro.

Para Patricio Sánchez, profesor de Economía en el Campus de Ourense, aunque este dato de elevado ahorro en la provincia "no es nuevo", sí se da una nueva circunstancia ligada a la reciente crisis económica, que ha llevado a los ciudadanos de la provincia a "refugiarse en el ahorro en depósitos bancarios, aunque no den rendimiento prácticamente, ante la ausencia de alternativas, como fue el mercado de la vivienda en su momento". Explica, además,  que "la gente no tiene nada claro que la crisis haya pasado, y menos con noticias recientes como la de la subida del paro en 2016".

Para el también economista Rubén Vázquez, la situación financiera de la provincia en relación a sus posiciones deudoras y acreedoras, sigue mostrando esa mayor capacidad de financiación en cuanto a que el volumen de depósitos representa casi 2,5 veces el volumen de créditos otorgados. "La economía ourensana viene a representar, en términos de PIB, el 0,5% de la producción nacional, un porcentaje que contrasta con el 0,25% que representan el volumen de crédito concedido en la provincia frente al casi 0,7% que pesan, a nivel nacional, los depósitos de la provincia con respecto al total del Estado", señala.

La provincia "sigue siendo la que presenta mayor capacidad de financiación en términos relativos y absolutos, algo sorprendente dado el tamaño que representa la economía ourensana con respecto al conjunto del Estado", subraya. Añade que "al observar el resto de provincias que presentan cierta capacidad de financiación, tales como Lugo, Zamora y Soria, vemos que son espacios económicos que presentan pobres niveles de desarrollo económico". Esto contrasta con Barcelona o Valencia, con un mayor dinamismo económico, que requiere de mayor financiación.