Ourense

Álvarez: “La psoriasis todavía estigmatiza a quien la sufre"

Ourense

Salud

Álvarez: “La psoriasis todavía estigmatiza a quien la sufre"

José Álvarez, jefe del servicio de Dermatología en el CHUO (MARTIÑO PINAL).
photo_camera José Álvarez, jefe del servicio de Dermatología en el CHUO (MARTIÑO PINAL).
Alrededor de 10.000 ourensanos padecen esta enfermedad, cuya causa es desconocida por la ciencia 

El Día Mundial de la Psoriasis se celebró ayer para dar a conocer esta enfermedad crónica, que suele manifestarse entre los 20 y los 30 años de edad. A falta de registros oficiales, se estima que la psoriasis afecta a 10.000 ourensanos, 3.000 de ellos en la capital de provincia, ya que las tasas de incidencia se mueven entre el 2% y el 3% de la población.

José Álvarez es el jefe del servicio de Dermatología en el CHUO, donde se atiende a enfermos de psoriasis de toda la provincia. La quinta parte de quienes la padecen la presentan en estado grave. 

El doctor matiza alguna de sus consecuencias: "A menudo las uñas se deshacen y el cuero cabelludo aumenta su escamación. La psoriasis también se relaciona con obesidad, diabetes, enfermedades cardiacas coronarias o hipertensión, y puede afectar a nivel articular, produciéndose una artritis severa". Es una enfermedad "de gran prevalencia, que no se cura pero con tratamiento llega a remitir y casi desaparecer".

Dichos tratamientos se aplican en función de la gravedad de las lesiones: "Quienes solo tienen afectados codos y rodillas, por ejemplo, pueden seguir un tratamiento tópico, utilizando una crema durante los brotes. Para casos graves hay métodos sistémicos, como serían los fármacos inmunodepresores. También se está desarrollando la fototerapia, donde se emplea una lámpara que simula la luz solar. Generalmente, esta patología empeora sus síntomas en invierno y mejora en verano". 

La enfermedad por sí sola no amenaza la vida, "pero sí puede fastidiarla en un sentido laboral o social", lamenta Álvarez. El dermatólogo considera que esta dolencia dificulta la obtención de un trabajo: "Sobre todo si es de cara al público. La psoriasis estigmatiza al que la sufre. Hay personas que aún piensan que es contagiosa".

A la ourensana Antonia Babarro se le diagnosticó con 40 años. La situación le generó mucho estrés: "Un día en la playa me empezaron a salir ronchas rosas. No picaban, pero me hacían sentir mucha vergüenza. Como las ronchas no marcharon, fui al dermatólogo". 

Babarro asegura que la enfermedad le afecta de forma más intensa cuando está nerviosa o padece estrés: "La he tratado con todo, cremas, cortisonas... Al menos a mí no me pica, pero hay gente a la que el escozor le resulta insoportable". 

“Cada vez máis xente con psoríase perde o medo"

fatima_rodriguez_resultado

Fátima Rodríguez es la delegada en Galicia de Acción Psoriasis, asociación de ámbito nacional. Rodríguez subraya que "a pel é a porta de entrada coa que nos presentamos en sociedade. Moitas veces o afectado tende a esconderse: non vai á praia para non estar en traxe de baño, se ten afectación no cuero cabelludo evita usar roupa escura para que non se noten as pracas ao caer... O que se afasta do que se considera normativo provoca rechazo".

Rodríguez lamenta que "non se coñece a causa da psoríase, así que só podemos tratar os síntomas". Desde Acción Psoriasis  celebran cómo "cada vez máis xente perde o medo a dicir que ten a enfermidade".