Ourense

Antonio Salas: “Los problemas raciales tienen un fundamento puramente cultural"

Ourense

ENTREVISTA

Antonio Salas: “Los problemas raciales tienen un fundamento puramente cultural"

Antonio Salas.
photo_camera Antonio Salas.

El ourensano abordó en una conferencia lo parecido que somos todos los seres humanos genéticamente

"Isto pinta a que todos somos primos" es el título de la charla que el genetista ourensano Antonio Salas eligió para asistir al festival Pint of Science, recientemente celebrado en Santiago. En esta conferencia abordó lo parecido que somos todos los miembros de la especie humana genéticamente. 

Usted afirma que todos nosotros estamos emparentados en un grado que va de primos 11 a primos 16, ¿esto solo ocurre en Galicia o se puede extrapolar?

Existe en todos los lugares del mundo. La idea es que las personas en todo el mundo tienden a estar más emparentadas con su universo de personas más cercano. Por lo tanto, si tenemos en cuenta el tamaño demográfico, histórico y presente de Galicia, podríamos llegar a la conclusión de que todos nosotros estamos emparentados en grado 10 o 11. En otras regiones de España el grado de parentesco podría ser similar. Con este argumento no estamos defendiendo una idiosincrasia especial de la población gallega como algo completamente separado del resto de las poblaciones. De ser así estaríamos entrando en contradicción con lo expuesto de que todos estamos emparentados.

¿Qué supone este nuevo descubrimiento para la genética de poblaciones?

Realmente no es tanto un descubrimiento, sino una reflexión sobre los conocimientos que se están acumulando en el mundo de la genómica y las nuevas formas de analizar nuestro ADN. En nuestro grupo de investigación llevamos décadas estudiando la variabilidad humana en cientos de poblaciones de distintos orígenes geográficos y etnias de todos los continentes, por lo que creemos que hemos almacenado ya una buena y completa cantidad de información.

¿A qué conclusiones han llegado a lo largo de estos años?

La más obvia es que los problemas raciales tienen un fundamento puramente cultural. Además, muchos racistas se llevarían una gran sorpresa al descubrir que en su genoma tienen fragmentos de ADN que procede precisamente de aquellos grupos raciales que dicen no tolerar. Por lo tanto, ser racista es fundamentalmente un problema cultural. 

Entonces, ¿qué les lleva a fundamentar su pensamiento en criterios biológicos?

Entiendo que el que es racista lo es por una de las dos siguientes causas: sabe de biología pero tiene fuertes prejuicios culturales o sociales, que desde mi punto de vista y de una amplia mayoría de la sociedad son totalmente injustificados; o porque es un ignorante de cómo funciona nuestro ADN y cómo se transmite nuestro de generación en generación; es decir, este colectivo sabe "cero" de biología.

¿En qué proyecto trabaja ahora?

Aunque suene un poco raro, los genetistas solemos simultanear muchos proyectos al mismo tiempo. Por poner algún ejemplo, en antropología molecular estamos interesados en el estudio de diversos grupos poblacionales de América, África y Asia, así como de restos antiguos, que van desde ADN en momias hasta restos óseos de distintas zonas del Caribe. En el ámbito forense, tenemos abiertos estudios de investigación en el plano más teórico y de la simulación matemática y estadística. 

¿Siguen colaborando con el pediatra ourensano Federico Martinón?

Tenemos muchos proyectos abiertos en biomedicina. Con él desarrollamos proyectos que tienen que ver con la infectología, la transcriptómica y la vacunómica, entre otros.