Ourense

El auge de los pisos turísticos caldea el mercado del alquiler

Ourense

VIVIENDA

El auge de los pisos turísticos caldea el mercado del alquiler

La ciudad, ya expuesta a un fenómeno "problemático, pero con oportunidades", según Fegein

La ciudad de Ourense está ya cada vez más expuesta al auge de los pisos turísticos, que se expanden por el municipio suponiendo otro factor de tensión para un mercado del alquiler ya caldeado de por sí y que tiene en las provincias atlánticas su máximo exponente.

La mayor rentabilidad de los alquileres turísticos para los propietarios (un 7,6% en el caso de Ourense por el 4,4% del mercado tradicional) supone un "caramelo" que cada vez cogen más dueños de viviendas y que, según la Federación Gallega de Empresas Inmobiliarias (Fegein), se trata de un "fenómeno problemático, pero que significa también una oportunidad de negocio y generación de empleo", asegura el presidente del colectivo, Benito Iglesias.

El último estudio de los inmobiliarios recoge que en Ourense hay unas 280 viviendas en el mercado del alquiler tradicional, con un precio medio del metro cuadrado situado en 5,8 euros, mientras que hay ya 151 pisos turísticos, que se alquilan a unos 65 euros por noche de media.

"Ante esto, son cada vez más los propietarios que se van a la modalidad turística por rentabilidad y seguridad, para estudiantes o trabajadores la cosa va a estar cada vez más difícil", indica Iglesias, que pone en la balanza lo que se percibe ya en barrios como A Ponte, donde la ejecución de la futura estación intermodal se ha convertido ya en un elemento dinamizador de la economía pontina. "Se están alquilando pisos para los trabajadores de esa obra, resurge la hostelería, A Ponte va a ganar peso", explica el presidente de Fegein


Propuestas


Pese a los efectos positivos que puedan producir, los inmobiliarios recuerdan que la "pérdida de poder adquisitivo de muchas familias y jóvenes" les impide plantearse una vivienda en propiedad, "lo que hace que necesitemos un mercado del alquiler eficiente y ágil", señala Benito Iglesias, que recuerda que se necesita "promover en las ciudades gallegas una bolsa de 2.000 pisos en el circuito de comercialización, lo que contribuiría a rebajar la presión de la demanda y, lógicamente, de los precios".

Para ello, Fegein plantea la movilización de "como mínimo", el 5% de las viviendas vacías, "dando seguridad jurídica a sus propietarios", entendiendo las inmobiliarias que ahora se prima más a los inquilinos. Iglesias no quiere ni oír hablar de "establecer precios de referencia, algo que iría en contra de la ley de oferta y demanda". 

Más en Ourense