Barbadás reemprende sus talleres de memoria

Actividades del último taller de memoria celebrado en A Valenzá (Barbadás), en 2019.
Las clases de manualidades aplazadas regresan a los centros sociales

Los talleres de manualidades y memoria del Concello de Barbadás están de regreso tras su suspensión durante el curso pasado debido a la pandemia, y acaban de abrir su plazo de inscripción. 

En cuanto al taller de memoria, en el que el gobierno local de Barbadás colabora con las asociaciones Dorzán y Afaor, la concelleira de Servizos Sociais, Elisabet González, asegura que el regreso de la actividad era una obligación, debido a la insistencia de los vecinos, y recuerda como, durante el confinamiento, Afaor mandaba “deberes” a los participantes con el objetivo de que no perdieran capacidades, por lo que se imprimían los ejercicios, se introducían en un sobre y se les entregaban a los vecinos casa por casa.

Miguel Lázaro, coordinador del taller desde hace más de una década, explica que “la mayoría de participantes acuden por prevención, pero también hay casos de personas en los estadios iniciales de la enfermedad, y buscamos su estimulación cognitiva para evitar el deterioro o retrasarlo”. Lázaro añade que “la mayoría de las demencias están asociadas al desgaste neuronal, por lo que tiene sentido asociarla a la edad, pero hemos tenido usuarios de menos de 50 años. Además, la enfermedad, al afectar a personas más jóvenes, avanza más rápido”. Las actividades cubren diferentes áreas, como razonamiento, lógica, atención, percepción o lenguaje, pidiendo a los participantes que ordenen palabras para formar una frase o construyan palabras a partir de letras inconexas, por ejemplo.

Por otra parte, el curso de manualidades dará comienzo en octubre y continuará hasta mayo. Esta actividad se llevará a cabo en todos los locales sociales de Barbadás que logren el mínimo de 5 alumnos, de los 11 centros disponibles  a lo largo y ancho del municipio. La concelleira matiza que, aunque esta iniciativa se dirige principalmente a las personas mayores, está abierta a todos los públicos (siempre y cuando se sea mayor de edad), y enumera las numerosas actividades que realizan, al gusto de los alumnos: “Cestería, punto de cruz, modelado, costura sinxela, algo de teas…”. 

Josefa Estévez lleva cinco años participando en el taller. Sus actividades favoritas son “os debuxos en botellas de cristal, garrafóns e caixiñas de fresas”, explica. No obstante, ha cambiado de residencia, y ahora sigue igualmente activa en Vilar de Santos. Estos días, se encuentra inmersa en la recuperación de plantas de lino.