Ourense

El Campus FP se postula como una solución a la falta de mano de obra

Ourense

EDUCACIÓN

El Campus FP se postula como una solución a la falta de mano de obra

Estudiantes de FP, en las clases prácticas en la Universidad Laboral.
photo_cameraEstudiantes de FP, en las clases prácticas en la Universidad Laboral.

Esta área educativa, industrial y empresarial, a la que opta ahora Ourense, responde a un clamor del sector empresarial 

Ourense se ha postulado como provincia para acoger el proyecto del Campus FP diseñado inicialmente para ser instalado inicialmente por la Xunta de Galicia en Vigo, algo que ha causado un revuelto importante en la ciudad olívica.

El Campus para los ciclos de Formación Profesional estaría llamado a liderar la conexión entre el sistema formativo público y el sector industrial, aprovechando sinergias y haciendo de Ourense una provincia potente en I+D+i (investigación, desarrollo e innovación) y capaz de poner solución a uno de sus males endémicos: la falta de mano de obra cualificada en determinados sectores.

El proyecto, anunciado el pasado mes de abril para Vigo, quedó en stand-by recientemente tras la marcha atrás de la Zona Franca para acometer su parte de inversión de 5,5 millones de euros prevista –por considerar que excedería sus competencias–. Y, en este contexto, la Diputación de Ourense se ha postulado para acoger el proyecto, dispuesto el gobierno provincial a invertir más de 3 millones de euros para que no se quede en el cajón.


Dispuestos a escuchar


La Consellería de Educación ya ha mostrado su disposición a estudiar la propuesta realizada por el presidente del ente provincial, Manuel Baltar, al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo. Y ahora, entrará en juego la capacidad política para poder asegurar una inversión que parece fundamental para el desarrollo de la provincia.

Sin embargo, Vigo no parece dispuesto a ceder. De hecho, el regidor olívico, Abel Caballero, ha exigido que la Xunta mantenga los planes y haga el FP en su ciudad pagando todo, y que deje de hacer "chantaje", mientras que el PP vigués pidió que sea la Diputación de Pontevedra la que ponga el dinero que falta, siguiendo la estela de lo prometido por Baltar en Ourense.

En juego está el primer Campus FP de España, una iniciativa pionera que cuenta con una previsión de inversión de 12,6 millones de euros, y que serviría de "puente" entre los centros formativos y las empresas ourensanas.


Carencias importantes


Para Ourense puede suponer una oportunidad que acabe con una demanda ya histórica del empresariado ourensano, que ha lamentado en diferentes ocasiones que la oferta formativa se aleje del mercado laboral; alertando sobre la carencia de mano de obra cualificada en algunos sectores, como los plásticos, programadores informáticos, cocineros o cuidadores personales a domicilio.

Ourense ha potenciado históricamente el comercio y la hostelería, especializándose en los servicios, y carece en la actualidad de personal cualificado en ciertas ramas de Formación Profesional, y también en algunas ingenierías o en las disciplinas relacionadas con la tecnología.

Por ello, precisamente un Campus FP tendría por objetivo revertir esta situación, para adaptarse a las necesidades que tanto reclaman las asociaciones empresariales de toda la provincia, con más fuerza si cabe en Ourense y su área de influencia, así como en Valdeorras.

La patronal ourensana ha manifestado que estos retos no se pueden resolver de forma aislada, si bien la Confederación Empresarial de Ourense exigió recientemente un ciclo de FP de plástico para la industria local que pueda paliar urgentemente la carencia de mano de obra en ese sector.


Una solución en conjunto


El presidente de los empresarios del Polígono, Elías Mera, dijo recientemente que hay "un problema que no resolveremos solos ni con acciones aisladas", pidiendo una una solución estratégica de conjunto: educativa, formativa, laboral, empresarial y política, algo por lo que ahora lucha Ourense.