ECONOMÍA

Casi 50 oficinas de banco de la provincia, pendientes de su futuro

Las nuevas reestructuraciones, amenaza para sucursales del rural

Casi 50 oficinas de banco de la provincia, pendientes de su futuro

Los anunciados cierres de oficinas previstos por el Grupo Santander junto a la reestructuración de Caixabank cierne una nueva amenaza sobre los servicios del rural en Ourense. Estas dos entidades cuentan con algo más de medio centenar de sucursales repartidas por la provincia, muchas de ellas en localidades rurales. Además, según fuentes sindicales, las duplicidades existentes en el caso del Santander y el Pastor se dejará notar en muchos concellos ourensanos, especialmente en aquellos concellos rurales en los que sobreviven ambas marcas. 

A día de hoy, hay tan solo en la provincia un total de 195 oficinas bancarias, y una cuarta parte las ocupan estas dos entidades dispuestas a acometer una reestructuración completa de su forma de atender al cliente, con menos puntos de atención física.


La mitad, cerradas ya


Muchos concellos, un tercio del total, se han quedado ya sin servicio bancario de ningún tipo, y las nuevas noticias llegadas del sector no son nada halagüeñas. Solo en la última década cerraron casi la mitad de las oficinas repartidas por la geografía provincial. Así, a 1 de enero de 2009 había un total de 374, según las cifras facilitadas por el Banco de España, mientras que a principios de este 2019 tan solo quedaban abiertas 195. 

Centrales sindicales como UGT y CC.OO. ya han advertido de que los datos del ERE propuesto por Santander les parece excesivo, y quieren minorizar sus consecuencias. En Ourense, la afección será importante, aunque fuentes sindicales explicaban ayer que todavía no se ha podido conocer el alcance a nivel provincial, ya que hoy mismo habrá una nueva reunión donde se espera que se de a conocer el informe técnico y se pueda ya, al menos, hacer una extrapolación de la afección concreta a la provincia de Ourense. 

Los número propuestos por la empresa hablan de supresión de 1.150 oficinas por las duplicidades tras comprar al Popular, lo que supondría 1 de cada 4 oficinas abiertas ahora mismo en toda España. Sin embargo, teniendo en cuenta la fuerte implantación del Popular, a través de la marca Pastor, en la provincia de Ourense y el resto de Galicia, estas duplicidades se espera que sean mayores, lo cual podría elevar esa cifra de un 25% de cierres. 

Por parte del Pastor, hay un total de siete sucursales activas en la ciudad y una en Barbadás, que quedarán pendientes de las duplicidades que la empresa considere que puede haber con las oficinas ya activas del Banco Santander, ya que bajo esa marca están activas otras seis oficinas en la ciudad. 

Junto al resto de la provincia, el Santander contabiliza un total de 20 oficinas en su red de atención a particulares. Por su parte, bajo la marca del Banco Pastor, aparte de las 10 de Ourense y A Valenzá, tiene otras 13 sucursales en funcionamiento. 

En general, y añadiendo algunos de los agentes colaboradores todavía en funcionamiento, hay más de medio centenar de puntos de atención física, que tendrá que pasar ahora el filtro que se decida en la sede central.


Dos cierres de Caixabank


A esta reducción del Santander se unirán los cierres de oficinas propuestos en el Plan Estratégico 2019-2021 de Caixabank, que prevé la reducción de dos oficinas en la provincia, según adelantaron los sindicatos a principios de año, de las 14 que hay en la provincia. En principio, las que están en el rural estarían blindadas.