Ourense

Castilla vende dos millones de kilos de uvas en la provincia

Ourense

VITICULTURA

Castilla vende dos millones de kilos de uvas en la provincia

El stand que instaló una empresa en Xinzo para vender las uvas.
photo_camera El stand que instaló una empresa en Xinzo para vender las uvas.

Siete empresas solicitaron permiso para transportar los racimos y ofrecerlos a los ourensanos

Los viticultores de Castilla-León venden dos millones de kilos de uvas en Ourense para hacer vino casero. Siete empresas solicitaron permiso en la Administración autonómica (les fue concedido) para transportar los racimos y ofrecerlos en la ciudad y los municipios de alta montaña.

La actividad comercial se puede ver estos días en la Plaza da Abastos ourensana, en el barrio de Vista Hermosa y en Xinzo. En este último lugar, los vendedores incluso pegaron carteles a lo largo de las carreteras, informando de los lugares en que se venden uvas castellanas. "Vendemos como podemos, a 50 céntimos el kilo", explicó uno de los industriales, Juan Antonio García, recalcando que el negocio va a menos por falta de población. "Hace unos años había mucha más demanda", comentó.

Este precio suele reducirse si el comprador se lleva 1.000 ó 2.000 kilos. "No es lo mismo comprar unos cuantos kilos que llevarse parte de un camión", añadió el industrial.

Las uvas son de las variedades garnacha, tempranillo e incluso jerez y alicante. "Tenemos todas las guías, incluidas las sanitarias", afirma otro de los empresarios que opta por quedar en el anonimato. Las venden en la provincia ante el exceso de producción y la falta de compradores en sus zonas.

La cosecha que vende Castilla en la provincia se acerca a la que recolectan denominaciones de origen como Monterrei, que el año pasado llegó a los 2,8 millones de kilos. En la actualidad, el precio en esta comarca ronda los 70 céntimos el kilo.

Juan Alberto Rodríguez es un vecino de A Limia que en la mañana del martes adquiría uvas a un vendedor castellano en Xinzo. "Tengo unas parras, voy a vendimiar y mezclo mi cosecha con estas uvas, que suelen tener más grados de alcohol", asegura.

Pero no es el único, dado que. Juan López, compró el pasado lunes 500 kilos, también para mezclar con uvas de su viña. "Tengo vino para todo el año", apunta.

En Medio Rural aseguran que la actividad comercial es legal, siempre y cuando esas uvas no sean introducidas en bodegas amparadas por una denominación de origen. De hecho, estable controles para vigilar la entrada de uva.