Ourense

Las clases de tai-chí llenaron la Praza Maior

Ourense

El Concello cierra el curso para mayores con una semana de actividades

Las clases de tai-chí llenaron la Praza Maior

Mochila en mano, zapatillas de deporte y ganas de pasárselo bien.
Con estos ingredientes acudió ayer a la Praza Maior de Ourense alrededor de un centenar de personas que participaron en la actividad inaugural de la quinta edición de la 'Semana adicada ós maiores', y que consistió en una sesión de tai chi al aire libre. Un programa que se extenderá hasta el próximo viernes, 1 de junio, y que clausura las actividades desarrolladas a lo largo del año por el Concello de Ourense encaminadas a fomentar hábitos saludables entre los mayores. También en la jornada de ayer el Paraninfo del Instituto Otero Pedrayo acogió un recital de corales, que hizo las delicias del público asistente.

La concelleira de Benestar Social, Marga Martín, y el alcalde de Ourense, Francisco Rodríguez, asistieron a la presentación del programa de esta nueva edición de la 'Semana adicada ós maiores'. Brindaron unas palabras de agradecimiento a los participantes. El regidor destacó que, pese a la situación económica vigente, 'el hecho de saber que estáis aquí nos lleva a mantener nuestro compromiso para el año que viene'.

Por su parte, Marga Martín recordó que 'estamos en una ciudad muy envejecida', un hecho que refuerza este tipo de propuestas. Martín destacó la buena 'actitud' que muestran los mayores ante estas invitaciones municipales. En concreto, afirmó que 'siempre participan de forma activa y seria'.

La programación incluye clases de tai chi, obras de teatro, corales, baile, una comida y una visita turístico-cultural por la ruta Lugo.

Los datos de participación de la última edición concluyen que más de 1.500 mayores se sumaron a las propuestas. Del total, unas 800 personas asistieron a representaciones teatrales, 342 compartieron mesa en una comida de confraternidad, 200 se fueron de excursión, mientras otras 200 siguieron las clases de tai-chi. Unas cifras de acogida que la Concellería de Benestar Social espera, cuando menos, repetir.