Ourense

El Concello trata de agilizar la nueva ordenanza de ruidos

Ourense

Política

El Concello trata de agilizar la nueva ordenanza de ruidos

Primera reunión de la comisión de seguimiento de los ruidos, en la concejalía de Urbanismo. (Foto: José Paz)
photo_cameraPrimera reunión de la comisión de seguimiento de los ruidos, en la concejalía de Urbanismo. (Foto: José Paz)
Oposición y vecinos reclaman incluir la regulación de los veladores, la limpieza o el botellón 

Políticos y vecinos trabajan juntos para erradicar los ruidos nocturnos en la ciudad. La primera reunión de la comisión de seguimiento, anunciada por la concejala de Urbanismo, Sonia Ogando, durante el último pleno del gobierno local, se llevó a cabo durante la mañana de ayer. Un encuentro de dos horas en las que los vecinos afectados –sobre todo, del Casco Viejo– pudieron exponer sus quejas a representantes de PP, DO, PSOE y BNG –faltó Cs–, así como a miembros de la Unión de Hosteleros Ourensanos –la Federación Provincial de Hostelería decidió ausentarse–. 

"A convivencia harmónica entre o descanso e o ocio nocturno ten que ser un obxectivo irrenunciable e a solución debe ser transversal", afirma Sonia Ogando. Tras la primera toma de contacto de ayer, los miembros de la comisión recibirán el borrador de una nueva ordenanza de ruidos, que también incluirá temas como el regulamento de veladores o el consumo de alcohol en la calle.

"É preciso abordar a situación dende un punto de vista integral, no que se teña en conta tamén o servizo de limpeza", resalta Luís Seara, portavoz del BNG y presente en la comisión. Desde el PSOE recuerdan la importancia de la nueva ordenanza, y aseguran la voluntad de que haya consenso para defender el descanso vecinal. "Para nosotros es un tema muy importante que ya llevamos a pleno; hay que cumplir la ley", apunta la socialista Natalia González.

"Muy positivo"

Los integrantes de la comisión valoran como "muy positivo" la primera reunión, en la que se fijó la periodicidad quincenal de las citas. En la próxima, el 15 de enero, cada grupo presentará sus aportaciones al borrador de la ordenanza. 

"Seguiremos presentando quejas administrativas cada vez que veamos irregularidades", señalan desde la asociación del Casco Viejo O Cimborrio, que reiteran la importancia del cumplimiento de la ley. "Ahora mismo no se está respetando la ordenanza vigente", critican. Desde la Federación Limiar, Manuel Mosquera asegura que no será "trabajo sencillo", pero recuerda la importancia del descanso vecinal. "Este tema está moi vencellado á regulación do botellón, ás terrazas", apunta Lorinda Fernández, de la Agrupación Miño.



O Cimborrio: "Nos robaron el barrio"

Desde O Cimborrio reivindican su situación: "Llevamos 17 años viviendo en una zona acústicamente saturada por la connivencia con ciertos hosteleros que nos robaron el barrio". La asociación, creada en marzo para reclamar el derecho al descanso de los vecinos del Casco Viejo, mantuvo varias reuniones con el gobierno local durante los últimos meses para abordar la situación. Ahora, dentro de la comisión de seguimiento, aseguran que seguirán presentando reclamaciones administrativas por irregularidades.

Sobre la nueva ordenanza, defienden la necesidad de hacerla más restrictiva y de obligar al cumplimiento de las sanciones y las multas: "Entendemos que si se va a cambiar es para hacerla más limitada". El botellón, el incumplimiento de terrazas oel ruido de los locales suponen las principales preocupaciones del colectivo, que exige cambios relevantes para alcanzar la convivencia pacífica. 

Más en Ourense