La Región

SUCESOS

“Fast and furious" por las calles de Covadonga

Tres agentes resultaron heridos en una noche que acabó en persecución
“Fast and furious" por las calles de Covadonga

La Policía Nacional ha detenido a un hombre en el barrio de Covadonga por los delitos de atentado a agente de la autoridad, desobediencia y contra la seguridad del tráfico.

El detenido embistió dos vehículos policiales: primero a un coche de paisano y después a una moto. Tres agentes resultaron heridos como consecuencia.

Los hechos ocurrieron el viernes, hacia las 20,00 horas, en la calle Júpiter. Cuatro agentes de Policía -dos en moto y dos en un vehículo de paisano- estaban patrullando las fiestas del barrio para prevenir el uso y venta de droga.

Los agentes se dirigieron a identificar a tres ocupantes de un coche. Dos de ellos bajaron del vehículo y el tercero se quedó, desoyendo las órdenes de la policía. Arrancó, obligando a los agentes a apartarse, y se vió interceptado frontalmente por el vehículo de paisano, que le dió el alto.

El detenido aceleró, chocando contra el coche policial y causando lesiones en la zona cervical a ambos agentes. Con el paso bloqueado, dio marcha atrás y atropelló a uno de las agentes en moto, que salió disparado y quedó lesionado en la pierna y la mano derecha.

Tras una persecución por las calles de la ciudad -de Rampa Zaragoza a Alejandro Pedrosa y Río Arnoia-, el fugado se escabulle, saltándose semáforos y señales de tráfico y subiéndose a la acera. Poco después, el vehículo fue detectado de nuevo entre la avenida Santiago y la calle Rey Soto.

Los policías que habían sido embestidos en el coche de paisano detectan al hombre huido a pie en la intersección entre la Nacional 120 y la carretera de Quintela de Canedo. Lo detuvieron y lo cachearon, encontrando las llaves de vehículo con el que huyó.

El detenido es un hombre de treinta años de edad, natural de Pontevedra, al que le constan 17 detenciones anteriores. Pasó a disposición judicial en la mañana del sábado, quedando en libertad.