Ourense

El Consorcio contra Incendios será una realidad en tres meses

Ourense

OURENSE

El Consorcio contra Incendios será una realidad en tres meses

Pleno de la diputación provincial.
photo_camera Pleno de la diputación provincial.

Las bases del órgano de extinción de fuegos fueron aprobadas provisionalmente por la Diputación 

La Diputación de Ourense dio ayer el paso definitivo para la creación del Consorcio Provincial contra Incendios, el órgano que coordinará la ejecución del servicio público de prevención, extinción de fuegos y salvamento para toda la provincia. En una asamblea celebrada en el salón de plenos del Pazo Provincial, la Corporación y el director xeral de Emerxencias e Interior, Luis Menor, aprobaron provisionalmente los estatutos del Consorcio, gracias a los votos favorables de los grupos de PP y PSdeG.

El presidente de la Diputación, Manuel Baltar, explicó al término de esta reunión que la puesta en marcha de este órgano "é unha medida que forma parte do Plan Ourense 92, xa que ata agora non se configurara para a provincia un consorcio similar". Tras varios meses de preparación, el dado ayer es "un paso decisivo" para poner en marcha una entidad que, a pesar de que ya existía en las otras tres provincias gallegas, "terá condicións máis vantaxosas, ao ser a que reciba o maior investimento por parte da Xunta", una aportación que ascenderá al 62,5% del total de su coste, mientras que sus homólogos perciben el 50%.

Los trámites para su puesta en marcha darán comienzo de inmediato para que, según avanzó Manuel Baltar, el Consorcio contra Incendios "sexa unha realidade no primeiro trimestre de 2015". El órgano, explicó, establecerá un dispositivo con mando único, la coordinación de todos los parques de bomberos de la provincia, la futura incorporación del parque comarcal de O Carballiño y la homogeneización de las condiciones del personal que presta los servicios. "Todo isto redundará nunha maior eficacia e eficiencia na resposta ante os lumes e as continxencias que poidan xurdir", señaló Baltar, que destacó que la creación del Consorcio "xa non ten marcha atrás, grazas á aprobación deses estatutos".

Manuel Baltar explicó que las negociaciones mantenidas con la Xunta durante los últimos meses para la creación de este Consorcio han desembocado finalmente en "un mapa de emerxencias que complementa aos grupos de emerxencias supramunicipais da Xunta, o que dará unha cobertura axeitada a todo o territorio ante posibles continxencias".

Privatización, según el bng

El BNG, el único que votó en contra de estos estatutos, aseguró que el servicio de emergencias y extinción de incendios está "absolutamente fraccionado, descoordinado e deslabazado", y criticó la existencia de "graves desigualdades entre os traballadores", lo que genera dificultades de coordinación ante graves emergencias, como sucedió, dicen, en la tragedia ferroviaria de Angrois.

El BNG, que reclamó la creación de un "estatuto do bombeiro", tal como establece la Ley de Emergencias, también ve estos estatutos como un amago de privatización del servicio, dado que éstos "establecen a posibilidade de que a xestión do servizo sexa privatizada". Según recordaron, todos los parques de bomberos gallegos, menos el de Silleda, están privatizados. "Isto é máis caro para a administración, con peor servizo e peores condicións laborais", sostienen.