Ourense

Los divorcios caen en Ourense en 2020 debido a la crisis económica

Ourense

En Ourense

Los divorcios caen en Ourense en 2020 debido a la crisis económica

La media mensual de disoluciones matrimoniales en Ourense pasó de 45 al mes en 2019 a 38  

Las demandas de disolución matrimonial en el primer semestre de 2020 disminuyeron en Ourense respecto a años anteriores en consonancia con lo que ocurrió en el resto del país. Hasta junio, se registraron 227 casos de divorcios y separaciones (37,8 casos al mes). En 2019, el porcentaje mensual, teniendo en cuenta el total anual, fue de 44,9 rupturas al mes (522 fueron divorcios, 17 separaciones y no hubo nulidades en ese periodo).

En la comunidad gallega el porcentaje de  disminución de demandas de disolución matrimonial está por debajo de la media nacional, concretamente la de Galicia es de 40,7% frente al 42,1% español.

Las cifras de separaciones y de divorcios presentados en el segundo trimestre del año fue de 872, frente a los 1.471 que se registraron en el mismo periodo de 2019, según los datos del Servicio de Estadística del Consejo General del Poder Judicial. Los datos correspondientes al segundo trimestre del año, el más afectado por el estado de alarma, que provocó una descenso de la actividad judicial. Poniendo en relación las rupturas con la población a 1 de enero de 2020, se observa que por cada 10.000 habitantes en Galicia se contabilizaron, en el periodo estudiado, 3,8 demandas, frente a las 4,3 de media estatal.

En la comunidad disminuyeron tanto los divorcios consensuados (de 840 a 503, un 40,1 %) como los no consensuados (de 576 a 339, un 41,1 %). En relación a las separaciones consensuadas, pasaron de 39 a 17 en el segundo trimestre del año, mientras que las no consensuadas bajaron de 16 a 13, un 18,8 % menos. En este periodo no se registró ninguna petición de nulidad matrimonial. 

Por su parte, los datos de 2019 apuntan que la provincia de Ourense es en relación a Galicia la que presenta menos casos, solo Lugo registró cifras más bajas. En los últimos cuatro años la tendencia a divorciarse disminuyó en la provincia, sin embargo 2019 presentó un repunte, con 43 casos más. A Coruña registró más rupturas que el resto, en total fueron  2.050 solo en 2019. 

Según José Manuel Fariñas, psicólogo general sanitario en Ourense, la presunta causa de esta bajada podría deberse a "la crisis económica derivada de la pandemia, que provocaría un replanteamiento de la toma de decisiones, entre otras razones por la situación de desempleo de uno o ambos cónyuges". Por otro lado, Leticia Fernández Diéguez, experta en terapia de pareja y sexología, apunta que el estado de alarma fue considerablemente negativo para muchas parejas debido a una "larga convivencia que dejaría a la vista  las carencias existentes y los errores de comunicación". En conclusión, la voluntad de ruptura de muchos cónyugues se verá afectada en 2020 por la crisis económica y una posible  situación de desempleo. 

En España, tras la ruptura, el 58,1% de los casos son de custodia materna 

En 2019, en España 95.320 parejas decidieron romper su compromiso: 91.645 fueron divorcios, un 3,8% menos que el año anterior, 3.599 fueron separaciones y hubo 75 nulidades, con una caída del 18,5% según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística. La duración media de estos procedimientos es actualmente de 4,6 meses.

El 78% de los divorcios se produjo de mutuo acuerdo,un porcentaje que ascendió a 86,7% en el caso de las separaciones. Los casos restantes se disolvieron mediante un proceso contencioso.

Además, del total el 43,3% no tenía hijos y el 25,4% tenía uno solo. El 5% tenía hijos mayores de edad dependientes económicamente. En cuanto a la custodia de los menores, se otorgó a la madre en el 58,1% de los casos frente al 4,1% que obtuvo el padre, el 37,5% de los casos fue compartida, y en el 0,4% restante se otorgó a otras instituciones o familiares.