Ourense

Javier Mariscal: "Gracias a la cultura no nos suicidamos, es una mayonesa que une a la sociedad"

Ourense

ENTREVISTA

Javier Mariscal: "Gracias a la cultura no nos suicidamos, es una mayonesa que une a la sociedad"

Javier Mariscal, creador de la mascota de Barcelona 92.
photo_cameraJavier Mariscal, creador de la mascota de Barcelona 92.

Este diseñador gráfico, que estará en la ICC Week, habla sobre sus proyectos y sus premios como el Goya que ganó con Trueba

El bar Dúplex de Valencia esconde un icono de los 80: el taburete dúplex. Su creador, Javier Mariscal, es más reconocido por el "padre de Cobi", la mascota de los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992. El diseñador gráfico, que estará en las jornadas de inauguración de la ICC Week 2018 el próximo miércoles, se atreve con todas las disciplinas. Esa es su firma. Mobiliario, interiorismo, textil, pintura, cómic, animación... Solo hace falta un vistazo a su página web para ver que entre sus últimos proyectos conviven en armonía la nueva imagen de un centro comercial, con el diseño de la portada de un libro o tipografías ilustradas para un banco. Con Trueba, el director con el que ganó un Goya por la película de animación "Chico&Rita", vuelve Mariscal al cine para relatar la misteriosa vida de un músico brasileño y el nacimiento de la bossa nova. Y tras los encargos, un cómic "muy personal" sobre los ancestros que le atrapa en el estudio hasta las tantas. 

Supongo que empezó a dibujar en el colegio. 

Ahora que tengo 50 años me enteré de que era disléxico. Se ve que de pequeño me agarré al dibujo. Normal, éramos 11 hermanos. Todos dibujábamos. La poca memoria que tengo es dibujar, dibujar y dibujar. El otro día el portero de donde trabajo me dijo que tenía que cerrar y le dije que daba igual, que ya me quedaba yo. Y me dice: "Claro, es que para ti no es trabajar. Te lo pasas muy bien". A mí me pagan por divertirme. Al dibujar los objetos o las personas, las atrapas, las tienes, las defines. Las palabras son traicioneras y para mí dos y dos no son cuatro, no me fío, pero sí me fío del dibujo.

Cómic, muebles, cine... ¿Los  encargos llevan algo en común?

Siempre que hay diseño, hay un encargo. Ahora estamos arrancando otra película con Trueba. Mi trabajo es entender muy bien el guion y encontrar la mejor manera gráfica para contarlo. Delante tienes un problema de comunicación, tienes que encontrar la mejor solución, que pasa por tu manera de entender el dibujo y la vida, y hacer algo que la gente rápidamente lo vea y lo entienda. La comunicación gráfica tiene que ser rápida. Si es un mueble tienes que tener en cuenta la tecnología, las limitaciones de tiempo, de tintas, de colores...Diseño es limitación, hay unas reglas. A veces no me gusta pero es así. Conseguir la máxima expresión con lo mínimo. 

¿Tienen que gustarle todas las disciplinas o solo ser curioso? Por ejemplo, ¿ya le gustaba la mueblería desde pequeño?

Siempre he dibujado muebles. El primer encargo fue un bar. No tenía ni idea de cómo comunicarme, pero encontré a un amigo que sabía de planos y me ayudó. A partir de unos bocetos, se pasa a dibujos más técnicos. Para una película trabajas muchísimo la luz, por ejemplo. Hay que crear unos personajes y la animación es un mundo infinito. Ahí en Galicia tenéis estudios de animación en los que se hacen cosas maravillosas.

¿Le gusta el diseño gallego que se está haciendo?

Me gusta el buen diseño. 

¿Cómo ve a las nuevas generaciones de creadores?

Como a todas las generaciones, siempre hay gente con la necesidad de romper e inventar y gente  como Rajoy que no quieren cambiar y que lo mejor es que todo se quede como lo conocemos. Gracias a la innovación estamos donde estamos, somos hijos de los innovadores. Yo si fuera presidente del Gobierno, el presupuesto más  grande sería para innovación y educación.

Si fuera presidente del Gobierno... ¿qué lugar ocuparía la cultura?

La cultura es como si fuera una mayonesa. Gracias a la cultura no nos suicidamos, te das cuenta de que no estás solo, que hay gente con tus mismos sentimientos. La cultura te ayuda muchísimo. La cultura, es una mayonesa que une a la sociedad y nos hace entender quiénes somos. 

¿Y es suficiente la unión de los creadores o gente de la cultura hoy en día para hacer fuerza y reclamar?

¿Reclamar para qué? Peor para los políticos que la cosa sea así. Los políticos son un reflejo descarado de lo que es la sociedad. Un partido que en los últimos 20 años es una máquina de robar, un Rajoy que hace dos legislaturas que debería estar en la cárcel por mentiroso, por ser el que ha dirigido o simplemente no ha querido enterarse... Y mucha gente les vota. La política es muy importante y es importante que haya gestores, pero aun así, tampoco es tan dramático, vivimos en una buena democracia.

¿Ha vivido la crisis?

Con la crisis tuve el problema gordo de cerrar un estudio muy grande, pero sigues en la brecha, trabajando. Quizá hoy lo único que tienes que hacer es agradecer, vivimos en un país muy culto, la gente es cada vez más educada... La gente joven cada vez está más preparada. La generación de mis nietos tiene mucha información, te quedas alucinado.

¿Se rodea de gente joven para trabajar?

Sí. Yo soy muy mayor. Pero no me planteo esta pregunta. En este proyecto hay que hacer un nuevo equipo y piensas en gente joven, claro.

Hábleme de ese proyecto con Trueba.

Una peli de animación sobre un músico brasileño de la bossa nova que Fernando descubrió. Es una peli sobre su vida y al mismo tiempo vives el nacimiento de una de las grandes innovaciones del siglo XX, la bossa nova. 

¿Es lo que le tiene currando hasta que le echan del estudio?

No. También estoy haciendo un libro y un cómic que no sé cuándo lo tendré terminado porque es un proyecto muy personal. Es un persona que es una partícula cuando es el Big Bang y acaba siendo una chica como tú. Es tu vida, tus ancestros, tus tatarabuelos. Y también los míos.

¿Le molesta que le reconozcan como el padre de Cobi? En el sentido de reducirlo a eso.

¡Cómo me va a molestar! ¿Tú no tienes hijos? Pues es lo mismo. La gran mayoría de gente es imposible que te diga: "Oye estuve en Londres y vi un logotipo tuyo". El grafismo, el trabajo casero, es siempre bastante anónimo. Lo ves pero no lo piensas. Cobi fue un trabajo completamente diferente a todos porque tenía una proyección en los medios bestial. Representó un acontecimiento mundial que se hacia en España, los Juegos Olímpicos. Lo normal es que si alguien te conozca diga: "Usted es el que hizo la mascota del 92".

¿Se siente embajador del diseño español?

No, no. Yo me represento a mí mismo.